Recupera tu independencia

Con un salvaescaleras Stannah recuperarás tu independencia

Para muchas personas con movilidad reducida, subir y bajar las escaleras puede ser todo un reto. Casi todas temen perder el equilibrio y caerse. La limitación física puede hacer con que necesiten la ayuda de terceros para utilizar las escaleras. Esto les hace totalmente dependientes de un familiar o cuidador.

En algunos casos, estas personas viven atrapadas en una sola planta de su casa. Sin poder salir, en una sola habitación.

strairlift helps you regain your independence

Un salvaescaleras es la solución

También existen algunos casos en los que deciden vivir en una sola planta. Convierten la planta baja en una habitación, para no tener que utilizar más las escaleras. Pero además de perder toda la comodidad de su habitación original, esto hará con que pierdan también su privacidad, sobre todo si viven más personas en la casa.

No cabe duda de que una silla salvaescaleras les devolverá la independencia. Significa tranquilidad no solo para el utilizador, sino también para el resto de la familia. Significa que volverán a tener acceso a la casa completa. Significa recuperar la independencia y tranquilidad que creían haber perdido. Significa acceder a todas las plantas de la casa y disfrutar de su hogar con absoluta libertad.

Total seguridad

Todos nuestros salvaescaleras están equipados con funciones de seguridad activas y pasivas. Así, podemos garantizar tu independencia y seguridad.

Cada salvaescaleras de Stannah incluye:

  • Cinturón de seguridad retráctil
  • Limitador de velocidad para asegurar un recorrido suave y cómodo
  • Sensores que detectan obstáculos obstruyendo la escalera e inmovilizan el salvaescaleras

Facilidad de uso

Además de ser seguras, nuestras sillas salvaescaleras son fáciles de usar, incluso por personas con movilidad reducida en los miembros superiores. Cada salvaescaleras que fabricamos incluye mandos a distancia para llamar la silla si está en la otra planta. No te quedarás atrapado sin tu salvaescaleras.

El mando de control manual en la silla también es muy fácil de utilizar. Tiene una forma ergonómica que, con solo empujarlo, empezará su recorrido, perfecto para personas con artritis en las manos.

Comodidad

Los asientos de nuestras sillas salvaescaleras de interiores son siempre acolchados. Eso significa que son cómodos, independientemente de la cantidad de veces que necesite utilizar tu silla salvaescaleras.

Cuando su salvaescaleras se detiene y arranca, el movimiento será siempre suave. Esto es importante, especialmente para personas que sufren de dolor de espalda. Por eso, nuestra prioridad es que el recorrido se haga de la forma más suave y cómoda posible.

Con la ayuda de tu salvaescaleras, recuperarás tu independencia. No necesitarás esperar que venga alguien y te ayude a subir las escaleras. Tendrás de vuelta tu escalera segura, y tus seres queridos la tranquilidad de saber que te encuentras bien.