Asistencia Técnica – Stannah

Una empresa en la que confiar para la reparación y el mantenimiento de tu salvaescaleras

¿Le sucede algo a tu salvaescaleras? Llámanos y volverás a tener tu escalera segura muy pronto.

Has podido disfrutar de la libertad de movimiento que un salvaescaleras te puede ofrecer. Conoces ahora la energía que ahorras al no tener que subir y bajar las escaleras con sufrimiento. Pero algo le sucede a tu salvaescaleras. Stannah está aquí para para ayudarte.

No dudes en llamarnos

Nuestras sillas salvaescaleras están fabricadas para durar décadas. Hemos realizado pruebas para asegurarnos de que pueden recorrer la distancia equivalente de la tierra a la luna y de vuelta, sin averías. Lo más probable es que lo que le pasa a tu silla salvaescaleras sea muy rápido de solucionar.

Por eso, a continuación, te mostramos algunos pasos que puedes seguir para solucionar cualquier problema. Pero si prefieres, llámanos. Existe una gran probabilidad de que todo se solucione por teléfono, pero si no fuera posible, un técnico estaría disponible para ayudarte rápidamente. Nuestros técnicos acreditados se acercarán a tu casa para ver qué ocurre con tu silla salvaescaleras y muy rápido lo tendrán solucionado.

Resolución de problemas

En el caso improbable de que tengas algún problema con tu silla salvaescaleras, estos pasos te ayudarán a solucionar la mayoría de los problemas muy rápido.

Antes de empezar siguiendo los pasos a continuación, asegúrate de que estás en una posición segura y, si fuera necesario, pide a alguien que te acompañe.

Mi silla salvaescaleras no se mueve

Si la luz de encendido está apagada:

  • Verifica el interruptor ON/OFF (normalmente, está en uno de los reposabrazos).
  • Verifica si el interruptor principal está encendido (normalmente, está debajo del asiento).
  • Verifica si la llave está insertada y en posición encendida (normalmente, está debajo del asiento).

Si la luz de encendido está encendida:

  • Si tu silla salvaescaleras tiene un carril extensible, asegúrate de que está totalmente abierto y en la posición correcta.
  • Asegúrate de que el asiento está bien posicionado y de que la palanca para girar la silla está en la posición correcta.
  • Verifica que no exista algún obstáculo junto a los sensores de seguridad – si fuera el caso, da la orden para que el salvaescaleras se desplace en dirección contraria y después retira el obstáculo de la escalera.

Si tu salvaescaleras sigue sin funcionar:

  • Gira la llave para la posición apagada y vuelve a girarla para la posición encendida.
  • Mantén presionado el mando por algunos segundos, en la dirección hacia dónde quieres que la silla salvaescaleras se desplace.
  • Si aun así la silla salvaescaleras sigue sin moverse, es hora de llamarnos.

Mi silla salvaescaleras emite un pitido:

Tu silla salvaescaleras emitirá un pitido si las baterías no están cargadas.

  • Verifica si el interruptor de pared está encendido.
  • Verifica que no haya ocurrido un corte de luz.
  • Verifica si la silla está aparcada en la posición correcta, en la parte superior o inferior de las escaleras.
  • Si has verificado todo esto y el pitido sigue, desconecta totalmente el salvaescaleras y llámanos.

El mando a distancia no funciona:

  • Verifica y sustituye las baterías si fuera necesario.

El sistema automático de giro no funciona:

  • Llama a nuestro departamento de asistencia. Mientras tanto, utiliza la palanca manual que está debajo del asiento.

La función retráctil del carril no funciona:

  • Llama a nuestro departamento de asistencia. Si el carril está causando alguna obstrucción, podrás levantar el carril manualmente.

Principales consejos

  • Si estás en casa solo, te recomendamos siempre a que tengas un teléfono móvil en el bolsillo para que puedas alertar a tus familiares si necesitas ayuda.
  • Guarda el número de teléfono de Stannah en tus contactos en caso de que necesites asistencia técnica.
  • Es más seguro tener a alguien a tu lado para realizar los pasos de resolución de problemas listados arriba.
  • Si tu silla salvaescaleras se para en la mitad del recorrido, no te levantes de la silla y pide ayuda inmediatamente. Si tienes que levantarte de la silla, hazlo con todo el cuidado, pero siempre aconsejamos que esté alguien cerca que te ayude en esta situación.