¿Tiene una pregunta? Llame gratis Asesores disponibles las 24 horas del día. 0900 839002

Tecnología de elevación: tipos de elevadores y ascensores

¿Cómo serían nuestras ciudades sin ascensores o escaleras mecánicas? ¡Conozca la historia de la tecnología que nos ha permitido movernos en altura!

Vivemos rodeados de tecnología de elevación, de una multitud de aparatos que nos ayudan a movernos en vertical o en diagonal. Ya sean las escaleras mecánicas en un centro comercial o en un aeropuerto, un tranvía aéreo o un simple ascensor en un rascacielos. Lo cierto es que todos tienen la misma misión: dar alas a la creatividad arquitectónica y convertir obstáculos en espacios accesibles.

Rascacielos: gracias a los ascensores hemos podido construir en altura

Queremos celebrar el ingenio humano al observar la tecnología concebida para hacernos la vida más fácil en nuestro día a día. Pero no se trata solo de cómo esta tecnología nos ayuda hoy. Si nos ponemos a pensar, ascensores, elevadores, escaleras mecánicas, tranvías aéreos, sillas eléctricas, todos ellos han tenido un papel fundamental en la forma como se ha desarrollado la sociedad occidental.

Los ascensores de pasajeros han permitido la vida en rascacielos. Si no fuera por el ascensor, ¿cómo podríamos vivir o trabajar en el 32º piso de un edificio? Los ascensores son la razón por la que existen las ciudades tal como las conocemos hoy. Sin el ascensor, ¿cómo serían Nueva York, Dubái o Hong Kong? El desarrollo de la vida urbana en el siglo XX hubiera sido muy distinto sin el ascensor. Las ciudades no podrían acoger a tantas personas. Y menos gente hubiera significado menos desarrollo, menos creatividad e ingenio.

La industria de la elevación sigue cambiando la forma cómo vivimos hoy. Cada día, con el concepto de accesibilidad universal aún más relevante, es importante notar esta evolución. Se están derribando todas las barreras y todo gracias a la sorprendente tecnología que se ha desarrollado a lo largo de los últimos 2.500 años, ¡para ser exactos! Te invitamos a seguir leyendo este artículo para un recorrido histórico sobre tecnología de elevación. Empecemos por los ascensores de pasajeros.

Ascensores de pasajeros: movilidad en vertical

Ascensores de pasajeros: movilidad en vertical

El concepto de ascensor existe desde tiempos inmemorables, porque hemos sentido la necesidad de elevar objetos y buscamos formas creativas de conseguirlo. Además, hay registros de la existencia de elevadores desde la época de los romanos. Sin embargo, ha transcurrido mucho tiempo hasta que fuéramos capaces de desarrollar elevadores tal como los conocemos hoy. Todo empezó con las grúas y montacargas manuales, pero el gran salto en la ingeniería de elevación no ocurrió hasta 1846, con el desarrollo de los ascensores hidráulicos.

  1. Ascensores hidráulicos: como eran movidos a agua, tenían un gran problema, porque para poder operarlos era necesario excavar un pozo tan hondo como la altitud del ascensor, por lo que era imposible utilizarlo en la ciudad.
  2. Ascensores con sistema de cables: algunos de ellos no tenían pozo y cuando los cables se rompían, al no tener ningún sistema de seguridad, se convertían en jaulas letales.

Ha sido la búsqueda constante de mejorar las soluciones de elevación que nos ha guiado a lo que son hoy los ascensores. El hombre que ha conseguido solucionar el tema de la seguridad en los ascensores fue Elisha Otis. Desarrolló un sistema de seguridad para los cables que impedía el ascensor se cayera en el caso de que se rompiera el cable, lo que ha permitido que el cielo fuera, literalmente, el límite para los rascacielos.

Breve historia de los ascensores

El futuro de los ascensores

Si nos detenemos un poco a pensarlo, los ascensores han sido los precursores de nuevas tecnologías e ingeniería a lo largo de más de 150 años y no parece que vayan a quedarse por aquí. Cada año surgen nuevos modelos que hacen recorridos cada vez más altos y más rápidos.

A pesar de los beneficios que aportan, muy a menudo han sido temidos. Por ejemplo, hace 100 años pocas personas confiaban en un ascensor que no tuviera un operador, es decir, una persona manejando el ascensor. Tardó más de 50 años hasta que los ascensores sin operador se convirtieran en algo normal. Lo mismo ocurre con los coches sin conductor. Todavía es una idea aterradora para la mayoría, ¿verdad?

Pero la transición de los ascensores conducidos manualmente a los ascensores automatizados ha permitido eliminar la incidencia de accidentes debido a fallos humano, gracias a la multitud de sensores que determinan, por ejemplo, cuando el ascensor cuando debe parar, abrir y cerrar las puertas.

Sabías que…:

¿El ascensor más alto del mundo está en China? ¡Se llama Bailong y sube hasta 326 m!

Escalera mecánicas

Al igual que los ascensores de pasajeros, el concepto de escaleras mecánicas es tan antiguo como los antiguos egipcios. Para construir las pirámides, ha sido necesario utilizar todo el ingenio disponible para poder transportar las enormes piedras hacía arriba. El principio base de las escaleras mecánicas sigue siendo el mismo: una cinta rodante que transporta el peso. Sin embargo, el concepto moderno de escalera mecánica tardó mucho tiempo en desarrollarse.

Escaleras mecánicas

1859– Se concedió la primera patente para el concepto de escalera mecánica

 1896– Se instaló la primera escalera mecánica

 1897– El modelo de escalera mecánica se rediseñó y ha recibido en nombre actual.

 1920s– Se fabricó e instaló el primer modelo de escalera mecánica en metal.

Cuando imaginamos escaleras mecánicas, las imaginamos en centros comerciales, estaciones de tren o aeropuertos. Sin embargo, cada año se pueden observar más escaleras mecánicas de exterior en algunas ciudades, empeñadas en mejorar la movilidad de sus ciudadanos. Un ejemplo es Hong Kong, que tiene la escalera mecánica de exterior más larga el mundo, que ayuda a que sus ciudadanos se desplacen más rápido de un lugar a otro. Otras ciudades que han decidido seguir este ejemplo son:

  • Los AngelesE.U.U
  • Barcelona España (escaleras mecánicas para acceso al famoso Parque Güell)
  • MedellinColombia

Sabías que…:

¿El primer sitio dónde se instaló la primera escalera mecánica en el mundo fue en Macy’s Heral Square (Nueva York), en 1902? La original se reemplazó en los años 20, pero la sustituta, en madera, ¡sigue allí!

Aceras móviles

El desarrollo de las aceras móviles ha sido bastante más rápido. Desde la primera patente hasta su uso generalizado no han transcurrido más de 50 años. La razón por la que ha sido así es que las aceras móviles utilizan prácticamente la misma tecnología que las escaleras mecánicas. Aunque no se consideran tan útiles como las escaleras mecánicas, y son más comunes en aeropuertos, esta es la cronología de las aceras móviles:

Aceras móviles

1871– Se concedió la primera patente para una acera móvil.

1893– Se instaló la primera acera móvil en Chicago, Estados Unidos.

 1954– Se instaló la primera acera móvil comercial en Estados Unidos.

 1958– Se instaló la primera acera móvil en un aeropuerto, en Texas.

Desde 1958, las aceras móviles se han convertido en norma en los aeropuertos. Son especialmente útiles para que grandes grupos de personas puedan recorrer grandes distancias en poco tiempo. Aún más para personas que van cargadas con maletas. Desde los 80 que los ingenieros han intentado aumentar la velocidad de las aceras móviles, pero eso ha resultado en algunos accidentes, porque al aumentar la velocidad, deja de ser seguro entrar y salir de la acera.

Más recientemente, las aceras móviles inclinadas son útiles en supermercados, ya que permiten transportar los carritos de la compra hacia diferentes plantas. Este invento ha permitido que algunos supermercados puedan expandir su oferta al segundo o tercer plano y así poder ofrecer más variedad a sus clientes. ¡Todos salen ganando, y todo gracias a las aceras móviles!

Otros sitios donde las aceras móviles son comunes son, por ejemplo, los museos. En la Torre de Londres, Reino Unido. La acera móvil te llevará ayudará a hacer todo el recorrido por la sala de las joyas de la corona.

Ahora que todo el mundo reconocer lo útiles que son, están apareciendo por todas partes. En estaciones de tren, parques temáticos e, incluso, en aparcamientos.

Sabías que…:

¿Existe una acera móvil, en un aparcamiento, en Australia, con más de 200 metros? ¡La más larga en todo el mundo!

El primer teleferico en España y en el mundo, 1907

Tranvías aéreos

Desde las escaleras mecánicas hasta los tranvías aéreos parece ser que hay un gran salto en tecnología. En realidad, se tratan de tecnologías de elevación, aunque con objetivos distinos. Una para la vida en ciudad y otra para la vida en la montaña. El sistema utilizado en los tranvías que conocemos hoy día es el mismo que se utilizaban en las minas para transportar materiales a los trabajadores. Sin embargo, en 1907 se inauguró el primer teleférico en España y en el mundo, por Leonardo Torres Quevedo, un cántabro que había patentado el invento desde su tierra, el valle de Iguña, en 1887, pero que tuvo que esperar treinta años para verlo hecho realidad en el monte Ulía de San Sebastián. Luego en Austria, en Alemania y en Suiza.

Hoy día, los tranvías aéreos se utilizan por muy variadas razones. En la mayoría de los casos, por razones turísticas, pero también por cuestiones de accesibilidad a sitios más recónditos. Normalmente, pensamos en el acceso a las montañas y al esquí. Y es que el tranvía es la mejor forma de vencer la altura. En China, en Mount Hua, hay un tranvía que llega a los 1.997 metros.

Tranvía aéreo

Todos estos inventos para llevarnos más lejos en altura están en todas partes y el desarrollo tecnológico para llevarnos cada día más lejos es constante. El movimiento vertical, sin duda, es la tendencia del futuro, en las ciudades, en las montañas y, sin lugar a duda, en nuestras casas. Porque hay distancias, como la de sus escaleras, que también pueden significar un gran obstáculo. ¡Para eso, Stannah tiene la solución!

La revolución de las sillas elevadoras

Las escaleras son un invento de milenios que han permitido acceder a sitios más altos, en interior y exterior. Pero también representan un obstáculo para muchos. Por eso, los salvaescaleras tienen también lugar en los inventos que nos han permitido movernos en altura. Aún que esa altura sea simplemente la altura de las escaleras en nuestras casas.

Salvaescaleras en la película “Testigo de Cargo”

Salvaescaleras en la película “Testigo de Cargo”, de 1957, por Billy Wilder, basada en la novela de Agatha Christie.

Algunos de los primeros salvaescaleras producidos comercialmente fueron anunciados y vendidos en los Estados Unidos, en la década de 1920, por la empresa Inclinator Company of America. Muchos de los usuarios en ese momento eran víctimas de la polio.

Uno de los primeros modelos de salvaescaleras de Stannah, en los 70.Pero los historiadores más recientes defienden que existe una referencia a una silla salvaescaleras utilizada por el rey inglés Henry VIII (siglo XVI). El rey, que había sufrido una caída de caballo, utilizaba una silla gigante que lo transportaba por las escaleras de su residencia en Londres, a través de un sistema de cuerdas.

En el siglo XX, diversas empresas se dedicaron a la construcción de sillas salvaescaleras, pero ha sido Stannah la primera en fabricarlos en el Reino Unido. Todas las sillas salvaescaleras de Stannah se fabrican, en su totalidad, en la misma fábrica, localizada en Andover, Reino Unido.

Muy pronto el uso de la silla salvaescaleras se extendió a todo tipo de personas, ya sean ancianos con movilidad reducida, o personas con alguna discapacidad física.

Estas sillas salvaescaleras han revolucionado la forma como las personas con movilidad reducida navegan entre las plantas de sus casas, salvando el gran obstáculo que son las escaleras.

En los años 70 utilizan, sobre todo, en los casos en los que existe alguna restricción física, falta de equilibrio o dolor de rodillas. Para evitar o prevenir caídas que podrían causar lesiones graves, de las que se hace muy difícil recuperar si la persona es anciana.

 

silla salvaescaleras stannah

Stannah, en la vanguardia de las sillas salvaescaleras, con más de 40 años de experiencia en su fabrico.

Las sillas salvaescaleras modernas, como las de Stannah, cuentan con función plegable, para no obstruir el paso a otras personas que también quieran utilizar las escaleras.

No cabe duda de que después de la revolución industrial y con la creciente construcción de edificios en altura y rasca cielos, el ascensor se convierte en un equipo de movilidad de primera necesidad para todos. Aun así, tengamos siempre en cuenta que la existencia de ascensores en un edificio no significa que el acceso universal esté garantizado. Hay todavía muchas otras pequeñas (grandes) distancias que salvar.

Fuentes:

Aerial Tramways. Wikipedia. 2017. Retrieved from:

Upton, E. 2014. Who Invented the Elevator? Gizmodo. Retrieved from:


Solicite un Catálogo Stannah

Solicite Stannah Incisa Brochure