¿Tiene una pregunta? Llame gratis Asesores disponibles las 24 horas del día. 0900 839002

Anciana de 90 años pinta su pueblo con preciosos motivos florales

Al envejecimiento están asociados prejuicios e ideas erróneas. Aquí os dejamos 5 perspectivas distintas sobre la vejez.

Agnes Kasparkova es una mujer de 90 años que persiguió su sueño de ser artista, sin permitir que la edad la impidiera. Antes de jubilarse, había trabajado toda su vida en el campo y, tras tantas décadas de trabajo arduo, hubiera merecido una jubilación tranquila. Pero Agnes decidió no rendirse y los últimos 30 años de su vida los ha dedicado a pintar las fachadas de las casas de su aldea, en República Checa, con artísticos motivos florares, inspirados en el arte moravo.

Anciana de 90 años pinta su pueblo con preciosos motivos florales

Empezó por tener clases con un artista anciano, que le pasó todo en conocimiento de este arte tan particular. Así fue capaz de dar continuidad a esta tradición de decorar las fachadas blancas de su pueblo. Las casas son la tela donde imprime el azul ultramarino, que es el color que más sobresale en el blanco de las fachadas. Se asegura de que los diseños son detallados, refinados y que la tinta es de buena calidad. Se espera que la pintura dure al menos dos años.


Solicite un Catálogo Stannah

Solicite Stannah Incisa Brochure

Combatir envejecimiento mental

Agnes es prueba de que la edad es tan solo un número, especialmente cuando toca abrazar nuestra creatividad. ¿Pero cuál es el secreto de Agnes? ¿Cómo logró combatir el envejecimiento mental?

¡El secreto de la neuroplastia!

Incluso los cerebros más ancianos, al ser estimulados, pueden crear nuevas conexiones neuronales

Es impresionante como muchas personas con más de 90 años siguen teniendo lucidez mental, como si su cerebro no hubiera envejecido para nada. De hecho, estas personas logran mantenerse mentalmente activas porque se devotan a actividades que requieren una función cognitiva superior y constante. Tal como comprobó Marian Diamond hace más de 50 años, sabemos que, bajo los efectos positivos de un ambiente enriquecido de estímulos, se siguen formando nuevas conexiones en el cerebro – y este proceso de denomina “neuroplastia”. Esto significa que, bajo estimulación constante, el cerebro del adulto – incluso hasta que se hace adulto mayor – sigue desarrollándose. Además de ser un concepto innovador, nos hace reconocer aún más los beneficios del envejecimiento activo – no solo físicamente, pero también mentalmente. Sin embargo, sigue habiendo muchos prejuicios e ideas erróneas que ponen trabas a los sueños de muchas personas mayores.

5 conceptos erróneos sobre el proceso de envejecimiento mental

Conceptos erróneos sobre el proceso de envejecimiento mental

Existen algunas ideas o conceptos erróneos sobre el envejecimiento que tienen un efecto negativo en nuestros seres queridos a medida que envejecen. Son estigmas que les impiden de aspirar a más. Sin embargo, el otoño de la vida trae más tiempo libre y la posibilidad de, finalmente, poder vivir nuevas experiencias. Pero muchos mayores están condicionados a la idea de que van a dejar de ser útiles y a perder valor ante la sociedad. Por esto, es importante que todos a su alrededor, empezando por la familia, les ayuden a entender que la vejez les traerá otro sentido y objetivos de vida, y que aún quedan muchas posibilidades para explorar. Algunos de los prejuicios sobre la tercera edad son:

1 – ¿La capacidad intelectual disminuye con la edad?

Es cierto que enfermedades mentales como la demencia afectan sobre todo a ancianos. Sin embargo, la idea de que estamos todos condenados a sufrir la disminución de la función de la memoria, no es del todo cierto. Ciertas habilidades mentales pueden incluso mejorar a medida que envejecemos, como las matemáticas, el vocabulario y la capacidad de expresión, así como ser capaz de elaborar raciocinios más abstractos y complejos. Pero nada de esto ocurrirá si no alimentamos el cerebro como debe de ser, es decir, debemos entrenar el cerebro como si entrenáramos un músculo. La estimulación mental puede incluso hacerse a través de juegos, pero también es necesaria la interacción social para mantener la mente activa y protegerse de o retrasar al aparecimiento de enfermedades cognitivas degenerativas.

2 – ¿Somos más infelices a medida que envejecemos?

La vejez es a menudo asociada a la depresión, a la soledad y al aislamiento. Pero hacerse mayor, en realidad, le traerá más tiempo para dedicarse a lo que realmente le gusta: a sus hobbies e intereses. Estudios recientes sobre la felicidad indican que, a medida que tenemos menos obligaciones, sentimos más felicidad. Es por eso por lo que la jubilación suele ser motivo de felicidad para muchos. Sin embargo, otros sentirán que dejan de ser útiles para la sociedad. En esas situaciones, es muy importante que la familia les haga entender que deben buscar nuevos propósitos y objetivos. Podrán, así, redescubrir algún talento o desarrollar una habilidad que desconocían tener y sentirse de nuevo felices con ellos mismos.

3 – ¿Envejecer significa estar cada vez más solo?

Perder a familiares o amigos cercanos es, desafortunadamente, algo natural. Esas pérdidas pueden conllevar un sentimiento de soledad para nuestros seres queridos mayores. Pero sabemos que existen muchas actividades y programas diseñados para ayudar a estas personas a buscar un nuevo sentido para la vida, a través de interacciones humanas positivas, de voluntariado, y a través de los centros sociales donde pueden convivir con otras personas y crear nuevas conexiones.

4 – ¿Envejecer significa tener cada vez más problemas de salud?

Sin duda que nuestro cuerpo sufre el desgaste natural de los años. Pero envejecer no significa necesariamente que dejaremos de ser independientes o que pasaremos más tiempo en el hospital que en casa. Mientras que algunos tendrán algunas complicaciones de salud, otros sabrán que un estilo de vida saludable podrá evitar muchas de esas complicaciones de salud. Sabemos que una alimentación sana (saber más sobre alimentación sana para personas mayores aquí) y ejercicio físico son muy importantes para evitar algunas de esas complicaciones. Por eso, es tan importante animarnos o animar a nuestros seres queridos a mantenerse activos. Eso sí, mantenerse activos, pero con seguridad. Si las escaleras pueden ser un obstáculo que trae peligro de caída, aconsejamos a que se instale una silla salvaescaleras. La prevención lo es todo. Sabemos lo cuanto una caída puede afectar lo que les queda de vitalidad a nuestros mayores para disfrutar lo mejor de la vida.

5 – ¿La capacidad de aprender disminuye con la edad?

A menudo decimos que no se pueden enseñar nuevos trucos a un “perro viejo”, sobre todo cuando nos referimos a personas ancianas intentando aprender nuevas tecnologías. Pero esto no es cierto. No se pierde la capacidad de aprender. Lo único que cambia es la estrategia de aprendizaje. Lo más importante es que las personas mayores se sientan comprendidas y sin temor de preguntar. Así, es mucho más probable que se sientan capaces de empezar nuevos proyectos y retos, como aprender a utilizar un ordenador, por ejemplo. Además, el procesar nueva información les va a ayudar a crear nuevas conexiones en el cerebro – como hemos visto antes, en el secreto de la nueroplastia – e a mantenerse ocupados y estimulados todo el día.

El miedo de envejecer viene acompañado de prejuicios e ideas erróneas asociadas al proceso de envejecimiento. Es importante que uno mismo, o nuestros seres queridos, entiendan que envejecer nos trae la oportunidad de explorar nuevos retos, tal como el caso de Agnes Kasparkova, con 90 años. Permanecer activo, involucrado y abierto a nuevas experiencias, es fundamental y muy compensador en la tercera edad.