¿Tiene una pregunta? Llame gratis Asesores disponibles las 24 horas del día. 0900 839002

8 Consejos para la seguridad de nuestros mayores en la Web

Las Redes Sociales y la Web en general permiten a nuestros mayores mantenerse en contacto con el mundo que les rodea.

): Consejos para la seguridad de nuestros mayores en la Web

El Instituto Nacional de Estadística estima que el porcentaje de internautas mayores de 65 años que acceden a Internet desde sus ordenadores personales o desde sus móviles es de un 24% en España. Muchos de ellos también se están aventurando en el mundo de las redes sociales: en Facebook, Twitter, Skype, entre otras. Las redes sociales son un manantial de recursos para que nuestros mayores puedan mantenerse en contacto con sus familias y amigos, leer y estar al tanto de noticias y también con personas que tienen intereses comunes.

Sin embargo, y a pesar de lo interesante que es tener a su disposición esta inmensidad de información y de oportunidades, la cantidad de actualizaciones y la integración de nuevas funciones puede hacer que muchos mayores se sientan abrumados.

Pensando en nuestros mayores, le ofrecemos 8 consejos para que nuestros mayores puedan navegar en la Web y Redes Sociales con más seguridad.

 

1 – Privacidad en Facebook

El primer consejo es evitar compartir demasiada información personal en las redes sociales. Esto incluye anunciar en Facebook cuando nos vamos de vacaciones o incluso subir fotos mientras estamos en nuestro destino de vacaciones. La razón por la que no se aconseja es que estaremos dando pistas de que no estamos en casa y puede funcionar como una invitación a los ladrones a venir a nuestras casas. Así que, mejor esperar el regreso a casa antes de publicar nuestras fotos y videos de las vacaciones.

Algunas de las redes sociales le permitirán controlar quienes ven su contenido. Por ejemplo, Facebook ofrece una opción para limitar la visibilidad de sus publicaciones a un pequeño grupo de personas que usted haya elegido, como o familia o amigos cercanos.

Para saber más sobre cómo definir estas opciones de privacidad en Facebook, podrá consultar el Centro de Ayuda de Facebook aquí.

 

2 – Elije una contraseña fuerte

La gran mayoría de nosotros utilizamos información personal para crear contraseñas. Por ejemplo, nuestro equipo favorito, nombre de los hijos o fecha de cumpleaños. Son contraseñas muy sencillas para que no se nos olvide, pero podrán comprometer la seguridad de sus cuentas en la Web.

Una contraseña fuerte deberá tener al menos 8 caracteres, entre letras, números y signos de puntuación. Esta combinación deberá incluir también minúsculas y mayúsculas, y asegurarnos de que no se trate de una palabra que conste en el diccionario.

Además, aconsejamos a nuestros mayores que utilicen diferentes contraseñas para redes sociales, para cuentas de banca electrónica o cuentas de correo electrónica. Porque si utilizamos la misma contraseña para todo, muy fácilmente veremos toda nuestra información comprometida si nos la descubren.

Es cierto que puede ser difícil no solo para nuestros mayores, sino también para los jóvenes, recordar tantas contraseñas distintas. Pero no se preocupe. Está bien apuntar las contraseñas en un papel. Lo importante es que lo guarde en un lugar seguro y nunca cerca de su ordenador o móvil.

 

3 – Dude siempre

Al utilizar la Web, a nuestros mayores generalmente se les aconseja a nunca intercambiar mensajes con individuos que no conocen personalmente. Sin embargo, en las redes sociales podemos encontrar a mucha gente que comparte los mismos gustos y no está mal interactuar con esas personas, por todo lo que podemos aprender.

Pero se aconseja, siempre, en cualesquiera circunstancias, a no revelar datos personales, como dirección, teléfono o algo que identifique nuestra localización exacta a personas extrañas. Si se trata de una cita con alguien que ha conocido en la Web, hágase siempre acompañar por algún amigo o familiar.

Además, las redes sociales no están exentas de estafas y actividades fraudulentas. Así que solo se aconseja a que hagan clic en enlaces cuya fuente sea creíble. En caso de duda, consulte sus familiares y amigos sobre el tema, o intente saber más sobre la legitimidad de esa entidad.

Otro peligro a tener en cuenta es cuando le envían un correo electrónico pidiéndole que ingrese directamente su correo, contraseña e incluso datos de tarjeta de crédito. No envíe sus datos ni rellene ningún formulario en estas circunstancias, ya que se trata de un correo phishing, cuyo propósito es obtener sus datos.

 

4 – Entender la Etiqueta de las Redes Sociales

La etiqueta es una parte esencial de nuestra experiencia en las redes sociales. Algunas personas podrán tener una opinión distinta a la nuestra sobre determinado tema o incluso sobre las publicaciones y fotos que subimos. Hay que respetar siempre y no entrar en discusiones desnecesarias en la red, cómo ser demasiado crítico, insultar o subir contenido no apropiado.

Aconsejamos también a que pida siempre permiso antes de publicar una foto donde conste otra persona.

 

5 – No deje de compartir lo que piensa

Las Redes Sociales dan la oportunidad a nuestros mayores de compartir sus pensamientos y sentimientos. Quizás algunos no entiendan la importancia que tiene el poder compartir lo que sentimos. También, debatir un tema es algo saludable, desde que se haga siempre de una forma civilizada y respetando la opinión de todos.

 

6 – No se deje engañar por la publicidad

Es cierto que las redes Sociales se han convertido en una plataforma publicitaria para muchas marcas. Por eso, le aconsejamos a que siga en Facebook solamente las marcas de su confianza.

Si le sale publicidad de otras marcas que no le interesan, tiene siempre la opción para ocultar todo lo que sea de esa marca o entidad, o dejar de seguirla.

Otro aspecto importante cuando haga una compra en la Web, fíjese si la dirección de la página empieza por “HTTPS”, donde la “S” significa “seguro”. Además, y dependiendo del navegador que utilice, deberá ver también un candado delante de la dirección. Eso significa que la página web es segura y podrá realizar tranquilamente sus compras online.

Otro consejo es: compare siempre los precios en distintas plataformas, lea siempre las evaluaciones que las personas escriben sobre los productos o servicios en cuestión. Si demasiada gente se queja del producto o del servicio, pues mejor no adquirirlo por ese medio.

 

7 – Recuerde que es permanente

Debemos siempre tener en cuenta que todo lo que subimos a la Web o a las Redes Sociales es permanente. Esto significa que, aunque borremos una cuenta, existe siempre la posibilidad de que alguien haya sacado capturas de pantalla de nuestras fotos y videos. Así que, nuestro mayor consejo es nunca subir nada a la Web que pueda comprometer de alguna forma su integridad física, moral o ética.

 

8 – Los más jóvenes pueden ayudar a sus mayores en la Web

Las generaciones más jóvenes han nacido ya sabiendo cómo funcionan las redes sociales. Es como si ya lo llevaran en la sangre. A veces incluso nos sorprende como pueden estar tantas horas utilizándolas, pero por eso mismo, son los expertos y los que mejor podrán ayudar a nuestros mayores. Así que, nuestro último consejo es que, en caso de duda, preguntarle siempre a los nietos o familiares jóvenes más cercanos.

Aquí os dejamos un vídeo muy interesante sobre lo que opinan algunos mayores españoles sobre las redes sociales:

Si por lo contrario ya se maneja bien por las redes sociales, ¿por qué no seguir la página de Facebook de Stannah? Es a través de Facebook que Stannah comparte información y recursos importantes que ayudan a los adultos mayores a vivir la tercera edad con más conocimiento e independencia.