900839002

Llama gratis 24h/7d

Covid-19 | Atención personalizada al domicilio, con todas las medidas de seguridad y protección

Covid-19 | Atención personalizada al domicilio, con todas las medidas de seguridad y protección

Saber más

Saber más

Normativa para la instalación de Plataformas Salvaescaleras

Cuente con más de 50 años de experiencia y conozca las normas, directrices y leyes que rigen la instalación de plataformas salvaescaleras en España

Escrito por Stannah el 16-06-2020

La accesibilidad universal es algo que no debemos ignorar y dejar en segundo plano. Y es que la importancia de garantizar el acceso universal no consiste solo en permitir o hacer más fácil el acceso a las personas en sillas de ruedas o mayores con problemas de movilidad, pero también en prevenir accidentes incapacitantes o causadores de morbilidad a corto y largo plazo. Según el Observatorio de la Accesibilidad:

Desde el punto de vista poblacional, podemos decir que la accesibilidad es fundamental para un 10 % de la población, para un 40 % es necesario y para el 100 % es confortable.

Estamos hablando de al menos un 50% de la población que de verdad necesita una solución de movilidad para salvar esos escalones en las entradas de los edificios, mientras que la otra mitad podría también beneficiar o sacar partido de una plataforma salvaescaleras para cargar, por ejemplo, compras, carritos de bebé, bombonas u otras cargas de hasta 250 kg, por ejemplo. Y cuantos nos hemos ya caído o tropezado en esos escalones o desniveles en las entradas de edificios, ¿incluso sin tener ningún antecedente físico debilitante? Pues, imaginemos entonces lo que esas barreras arquitectónicas suponen para personas con diversidad funcional o para nuestros mayores, en una sociedad cada día más envejecida.

Para los que la ley de la accesibilidad universal no es solamente una ley, sino un compromiso ético como ciudadanos, o para para los que sienten en su piel las dificultades de movilidad provocada por edificios no adaptados, encontrará en este artículo la información y el asesoramiento sobre que normas y directrices que cumplir a la hora de instalar una plataforma salvaescaleras de elevación diagonal o vertical.

Además, si prefiere, puede ponerse en contacto directo con nuestro servicio de atención respeto al tema de las normativas de plataformas salvaescaleras, para obtener un asesoramiento personalizado, sin compromiso. Le informamos que también tendrá derecho a un presupuesto gratuito. No dude en contactarnos a través del teléfono o formulario de esta página. ¡No aplace más la decisión de mejorar la accesibilidad de su edificio!

Preguntas frecuentes sobre normativas para instalación de plataformas salvaescaleras

Cuando llega el momento de instalar una plataforma elevadora en un hogar, en un edificio sin ascensor, local comercial o espacio público, sabemos que nuestros clientes suelen tener muchas dudas sobre cómo llevar a cabo esa instalación, sin infringir las normativas vigentes para la instalación de plataformas salvaescaleras en cada región autónoma.

Algunas de las preguntas que nos llegan a nuestro departamento de atención al cliente son:

En Stannah, contamos con más de 50 años de experiencia en la instalación de este tipo de soluciones salvaescaleras y estaremos en grado de darte toda la información que necesitas para que todo el proceso de elegir, comprar e instalar la plataforma sea lo más fácil, claro y trasparente posible para todas las partes involucradas.

Normas para la instalación de una plataforma salvaescaleras en el interior de un hogar

La instalación de plataformas salvaescaleras, plataformas verticales o plataformas elevadoras, representa una solución de accesibilidad esencial para personas con discapacidad funcional y para una comunidad creciente de personas mayores con movilidad reducida, que buscan salvar esas escaleras que obstaculizan su movilidad y capacidad de vivir su día a día de la forma más tranquila y segura posible. Sobre todo, a la hora de entrar y salir de sus casas.

Pues le informamos que, en rigor, no hay un reglamento publicado que dicte – en España o en ninguna de sus regiones autónomas – como se debe proceder a la instalación y al mantenimiento de una plataforma elevadora dentro de un hogar. Al ser así, una empresa de soluciones de movilidad como Stannah lo que hace es tener en cuenta, al detalle, las directrices del fabricante de la plataforma salvaescaleras. No cabe duda de que esas directrices son fundamentales no solo para seguridad del usuario, sino también para la durabilidad de la plataforma elevadora, ya sea interior o en exterior, de elevación diagonal o de elevación vertical.

Normas para la instalación de una plataforma salvaescaleras en una comunidad de vecinos, local o comercio público

La mayoría de los pedidos para la instalación de plataformas salvaescaleras nos llegan desde comunidades de vecinos, o también de propietarios de locales comerciales o espacios públicos que pretenden ofrecer un servicio más inclusivo a sus clientes. Lo primero que muchos clientes nos preguntan es si necesitan alguna licencia especial para poder instalar una solución de movilidad en la entrada del edificio.

Las barreras arquitectónicas más comunes son los desniveles verticales que pueden afectar la circulación fluida de:

En este contexto, nuestros clientes también nos cuestionan sobre la ley de propiedad horizontal y cómo puede afectar la instalación de una plataforma salvaescaleras. Te lo explicamos todo a continuación.

¿Licencia para la instalación de una plataforma salvaescaleras?

Al contrario de los ascensores comunes, la instalación de una plataforma salvaescaleras no obliga a largos procesos de pedido de licencia al ayuntamiento o proyecto de estructura porque no requiere modificaciones estructurales de vivienda o de edificio, eliminando el inconveniente de realizar obras de adaptación. Esta es una de las razones porque es tan ventajosa la instalación de una silla salvaescaleras cuando comparada con la instalación de un ascensor. Pero hay más ventajas que tener en cuenta:

Ley de la propiedad horizontal

Tras la promulgación, por Naciones Unidas, de la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, el 30 de Marzo de 2007, con toda la concienciación que esta promulgación ha conllevado, es cada día más difícil encontrar escusas para ignorar los derechos de las personas con discapacidad, en particular, su derecho a la accesibilidad, como podemos leer en Artículo 9 de dicha convención:

1. A fin de que las personas con discapacidad puedan vivir en forma independiente y participar plenamente en todos los aspectos de la vida, los Estados Partes adoptarán medidas pertinentes para asegurar el acceso de las personas con discapacidad, en igualdad de condiciones con las demás, al entorno físico, el transporte, la información y las comunicaciones, incluidos los sistemas y las tecnologías de la información y las comunicaciones, y a otros servicios e instalaciones abiertos al público o de uso público, tanto en zonas urbanas como rurales. Estas medidas, que incluirán la identificación y eliminación de obstáculos y barreras de acceso, se aplicarán, entre otras cosas, a:

a) Los edificios, las vías públicas, el transporte y otras instalaciones exteriores e interiores como escuelas, viviendas, instalaciones médicas y lugares de trabajo;

Y para que España pudiera adecuarse a esta resolución internacional, fue necesario actualizar una vez más, el 26 de junio de 2013, la Ley de Propiedad Horizontal – para hacer hincapié en los derechos de accesibilidad de las personas con discapacidad funcional y movilidad reducida. Según el artículo 396 del Código civil de España, la Ley de Propiedad Horizontal representa:

“los diferentes pisos o locales de un edificio o las partes de ellos susceptibles de aprovechamiento independiente por tener salida propia a un elemento común de aquél o a la vía pública podrán ser objeto de propiedad separada, que llevará inherente un derecho de copropiedad sobre los elementos comunes del edificio, que son todos los necesarios para su adecuado uso y disfrute.”

En resumen, se trata de un derecho que se ejerce sobre uno o más pisos de un edificio, viviendas, oficinas, locales comerciales, bodegas, recintos industriales, adquiridos por distintos propietarios de forma individual, pero que tienen derechos copropiedad y obligaciones en común.

¿Quién paga la instalación de una plataforma salvaescaleras en una comunidad de vecinos?

Al tratarse, por ejemplo, de la entrada de un edificio, que es un elemento común de acceso a la vía pública, o incluso de un edificio antiguo, sin ascensor, debe existir la aprobación de la mayoría de los propietarios para la instalación de una plataforma salvaescaleras en una comunidad de vecinos. Se trata de un bien común, que facilitará la accesibilidad de todos los que la necesiten.
Según la Ley de Propiedad Horizontal, estas obligaciones en común, en el caso de la instalación de una plataforma salvaescaleras, obliga a que todos los propietarios contribuyan para el pago de esa solución de movilidad. Eso sí, el pago de la instalación de la plataforma elevadora – incluida la mano de obra o cualquier obra de adaptación – no puede exceder el límite de doce cuotas.
Pero si la Ley de la Propiedad Horizontal no se cumple, existen otras obligaciones de cada la Comunidad en materia de accesibilidad que se podrían aplicar para hacer hincapié para la instalación de una solución de movilidad.
A menudo, lo que ocurre, es que la petición se hace a titulo particular, porque existe necesidad de accesibilidad por parte de un solo propietario. En estas situaciones, el procedimiento a llevar a cabo es presentar la petición al presidente de la comunidad de vecinos. Al tratarse de una persona con discapacidad funcional o de una persona mayor de 70 años con movilidad reducida, se obliga a que se realice esa instalación bajo la condición de que dicha instalación no supere los gastos de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes. Todos los propietarios pagarán en función del coeficiente que aparezca en la escritura de su propiedad. Un propietario solo podría negarse a pagar si el coste anual repercutido de la instalación que le corresponde supere el 33% de sus ingresos anuales.

Normativas de fabricación e instalación de plataformas salvaescaleras y salvaescaleras verticales

Cada comunidad autónoma tiene su propia normativa de accesibilidad en edificios, pero existe una Directiva del Parlamento Europeo – del 2006/42/CE – sobre la instalación de máquinas de elevación en la CE. En esa normativa se especifican cuestiones como el marcado obligatorio de las máquinas – CE –, la puesta en marcha, la parada de emergencia, el sistema de mando, asientos, ergonomía, fallo de alimentación de energía, ruido, entre otros.

Naturalmente, todos los modelos de plataformas salvaescaleras comercializadas por Stannah, cumplen los requisitos constantes en esta directiva, según las normas exigidas por la Unión Europea, con certificación de la CE en lo que respecta seguridad y calidad. Además, son silenciosas y el motor eléctrico permite un recorrido sereno, con inicio y final muy suave, sin traqueteo. Incluyen:

Si pretendes una plataforma salvaescaleras para un edificio residencial, tus vecinos podrán seguir utilizando las escaleras de acceso a los diferentes pisos, sin cualquier problema.

¿Tendremos que pagar mantenimiento obligatorio?

Con Stannah, al contrario de lo que supondría la instalación de un ascensor, no está obligado a contratar un servicio de mantenimiento.

Sin embargo, cuando instalemos tu plataforma salvaescaleras, te recomendamos la lectura atenta del manual del usuario para que estés al tanto de todas las reglas de buen funcionamiento de su plataforma. El manual del usuario se te ofrece en el momento de la compra de la plataforma salvaescaleras. Además, nuestro técnico se asegurará de que entendiste perfectamente las buenas prácticas de uso de este producto de movilidad.

Esto es así porque es muy fácil asegurar el buen mantenimiento de tu plataforma salvaescaleras, sin encargos adicionales, desde que se cumplan el buen uso y cuidados de limpieza de la plataforma salvaescaleras.

La tecnología actual ha preparado estos equipamientos para un uso diario, sin molestias. Sin necesidad de mantenimiento regular y programado. Lo único que se recomienda es una visita técnica al año para la inspección y lubrificación de la plataforma. Esta intervención debe efectuarse exclusivamente por profesionales de Stannah.

¿Qué tipos de plataforma salvaescaleras pueden ayudar a mejorar la accesibilidad de un edificio?

Las plataformas salvaescaleras proporcionan accesibilidad en las entradas de todo tipo de edificios y locales comerciales, y están totalmente adaptadas para el acceso a todo tipo de usuarios y, en particular, a personas que se desplazan en silla de ruedas. Pero también podrían ser útiles a los demás vecinos. Ya sea en interior o exterior, las plataformas salvaescaleras se integran fácilmente en su entorno gracias a su diseño discreto, actual y compacto.

Pero existen diversos modelos de plataformas salvaescaleras de elevación diagonal y vertical, con características distintas, para adaptarse a las necesidades especificas de los espacios y de sus usuarios.

Las plataformas salvaescaleras de elevación diagonal, plegables, que pueden subir varios pisos, en escaleras rectas o curvas:


Plataforma VIT – salvaescaleras para escaleras rectas – Con la máxima seguridad, compacta y a su vez extremadamente fácil de usar. Su cuidado diseño se adapta a cualquier tipo de instalación, tanto en locales públicos, como en Comunidades de Propietarios o domicilios privados.


Plataforma Artira – plataforma versátil, que se adapta a cualquier escalera. No importa si la escalera es recta, curva, con contracurva o varias plantas. La plataforma Artira puede instalarse en cualquier escalera gracias al poco espacio que precisa.

Las plataformas salvaescaleras de elevación vertical de corto recorrido o mini ascensores, para distancias de hasta 3m


Plataforma RI – salvaescaleras vertical, la mejor opción independientemente del tipo de usuario. Cada plataforma salvaescaleras vertical RI se fabrica a medida, lo que le permite adaptarse a cualquier tipo de necesidad y dimensiones.


Plataformas LP– la solución ideal para salvar pequeños desniveles en vertical. Toda la gama LP posee un elegante diseño, que se adapta a cualquier ambiente. Su estructura, fabricada en aluminio, le proporciona una gran resistencia y elegancia de líneas.

Por existir esta variedad y porque es necesario fabricar carriles a medida, es esencial que un experto en movilidad y accesibilidad de Stannah te visite para una evaluación y estudio de la instalación. Como complemento, te ofrecemos también un asesoramiento personalizado y gratuito respecto al tema de las normativas para la instalación de una plataforma salvaescaleras, en particular, sobre la Ley de Propiedad Horizontal. Además, estamos también en grado de indicarte posibles subvenciones, específicas de cada comunidad autónoma o localidad.

¿Existen ayudas para la instalación de una plataforma salvaescaleras?

Dependiendo de la comunidad autónoma donde te encuentres y de los organismos estatales presentes en cada localidad, están previstas ayudas para personas con movilidad reducida o minusvalía que podrían beneficiar de este tipo de instalación en su casa o edificio.

Los expertos en movilidad y accesibilidad de Stannah te podrán ayudar en todo el proceso. Primero, en identificar se estas ayudas están disponibles en tu comunidad y, segundo, proporcionar algún asesoramiento en el trámite del pedido de financiación.

¡El asesoramiento y presupuesto es totalmente gratuito y sin compromiso!