¿Tiene una pregunta? Llame gratis Asesores disponibles las 24 horas del día. 0900 839002

10 maneras de mejorar la vida de los mayores con una mascota

Las mascotas proporcionan beneficios que pueden tener un impacto positivo en la vida de una persona mayor.

10 maneras de mejorar la vida de los mayores con una mascota

El vínculo humano y animal es diferente a cualquier otro. Según el Dr. Jay P. Granat, un psicoterapeuta de Nueva Jersey que habló con agingcare.com, “Los perros y las mascotas viven mucho en el aquí y ahora. No se preocupan por el mañana, y el mañana puede ser muy aterrador para una persona mayor. Tener un animal con ese sentido del presente, tiende a causar un efecto en las personas.”

U.S. News publicó recientemente un artículo que resalta 10 razones por las cuales una mascota es vital en la vida de los mayores.

1. Compañerismo

La soledad es, desafortunadamente, un sentimiento común entre una generación más adulta. Es importante abordar este problema antes de que se convierta en depresión o que cause problemas físicos. Un animal doméstico, como un perro, compatibiliza su vida a tu horario. Los perros más pequeños pueden incluso viajar fácilmente contigo.

2. Desarrollo de una rutina

Cuidar un perro hará con que desarrolles una rutina que puede traer estructura y propósito a la vida diaria. Por ejemplo, una persona anciana que lucha contra la soledad puede no sentir ningún deseo de salir de la cama a diario. Una mascota es dependiente y requiere que seas activo para tu bienestar.

3. Ejercicio y aire fresco

El ejercicio es importante para las personas de todas las edades, pero es especialmente vital en la tercera edad. Formar una rutina de ejercicio regular puede ser una tarea difícil para muchas personas. Tener una mascota puede ayudar a cultivar un hábito como el caminar diariamente que no puede ser tan fácilmente saltado como una clase de aeróbicos por la mañana.

4. Reducir el estrés

Los estudios muestran que las personas mayores sin mascotas son propensas a más estrés. Tener una mascota para pasear o compartir compañía puede tener un impacto significativo en tus niveles de estrés. Además, despertar cada mañana a una mascota que te trae amor incondicional y felicidad, puede ser el impulso instantáneo que te hace falta.

5. Fuera y sobre

Los animales domésticos, particularmente los perros, generalmente no quieren quedarse encerrados en casa. Ser dueño de una mascota a menudo requiere actividad al aire libre e interacción social. Ya sea un viaje al veterinario, al peluquero canino o un paseo ocasional en el parque, una mascota te ayuda a permanecer conectado con la vida fuera de tu hogar.

6. Nuevos conocidos

Los dueños de mascotas a menudo participan en las mismas actividades. Hay un montón de paseos comunitarios, eventos benéficos y proyectos especiales que atienden a los animales y al medio ambiente. Además, una mascota puede ser un gran arrancador de conversación para conocer a gente nueva.

7. Descubrir Nuevos Intereses

Dado que una mascota requiere que seas socialmente activo, te encontrarás también descubriendo nuevos intereses y pasatiempos. Puedes sentir que deseas iniciar un proyecto de limpieza en el parque de perros local, o que tu perro es el voluntario perfecto para pasar tiempo con los pacientes en un hospital.

8. Un sentido de la seguridad

Vivir puede ser un poco incómodo a veces, especialmente en una edad avanzada. Tener un perro no sólo proporciona compañerismo sino también una sensación de seguridad. Un perro ladrando es un gran sistema de advertencia y también un fuerte disuasivo para posibles intrusos.

9. Un sentido de propósito

No es raro que las personas mayores sientan una falta de propósito después de que su carrera termine o sus hijos construyan sus propias vidas. Tu mascota es dependiente de ti y puede proporcionar la sensación satisfactoria de cuidar de otro ser vivo. Esto puede ser posible si rescatas y cuidas a una mascota que vive en un refugio. El Refugio, organización española especializada en la ayuda a perros y gatos, es un gran recurso para aquellos que desean adoptar un animal.

10. Una inversión de vida

Tener una mascota significa que te has comprometido a involucrarte en otra vida. Una mascota podrá ser una parte de tu vida, pero para ellos, tú estarás ahí toda su vida. Embarcar en el viaje de la vida juntos es una de las decisiones más positivas que puedes tomar a medida que envejeces.