¿Tiene una pregunta? Llame gratis Asesores disponibles las 24 horas del día. 0900 839002

Envejecer en Casa: adapte su hogar a la tercera edad

Envejecer en casa, de forma independiente, es un privilegio que miles de mayores españoles no desean perder.

Envejecer en Casa: adapte su hogar a la tercera edad

¡Envejecer en casa, es la tendencia!

Vivimos cada vez más años y eso significa que necesitamos que nuestras casas estén lo mejor adaptadas posible para hacer frente a los problemas de movilidad que van surgiendo a medida que envejecemos.

También se constata que nuestros mayores desean vivir de forma más saludable y tienen una vida más activa que hace unos años.

Y es que la mejora de las condiciones de vida en las últimas décadas ha sido la clave para el aumento de la esperanza de vida de la población.

En lo que respecta a España, la esperanza de vida de la población española se encuentra entre las más altas de la Unión Europea y del mundo.

Además, según la página de la Comunidad Científica Española Envejecimiento en Red, el porcentaje de la población mayor crece a un ritmo sin precedentes y se prevé que pueda alcanzar un aumento del 17% para el 2050.

¡Envejecer en casa, es la tendencia!

Todos los días Stannah contacta con centenares de mayores en toda España y hay algo que todos tienen en común: es su deseo de poder envejecer en casa. Además, según un estudio de mercado realizado por Stannah en algunos países europeos y en Estados Unidos, casi el 90% de los inquiridos prefiere poder envejecer en su propia casa.

Casi el 90% de los mayores prefiere poder envejecer en su propia casa.

Si esto es lo que la mayoría de nuestros mayores desea, Stannah quiere asegurarse de que tengan toda la información disponible para que puedan envejecer en sus casas de forma segura. Por ello, tratamos de comprender el proceso de envejecimiento, para crear productos de movilidad adaptados a mayores.

Empezamos por querer entender si las casas españolas están adaptadas a las dificultades de movilidad que pueden llegar con la tercera edad.

¿Están las casas españolas adaptadas a la tercera edad?

La gerento-arquitectura – o la Arquitectura pensada para la Tercera Edad – es una disciplina y un concepto bastante reciente. La verdad es que la mayoría de las casas españolas no se ha construido teniendo en cuenta el habitante de tercera edad.

Como se hace cada vez más necesario conservar la autonomía y la calidad de vida de nuestros mayores, durante el mayor tiempo posible, la condición del lugar donde viven es esencial. Para ellos, la vivienda y el entorno son particularmente importantes, ya que lo consideran su refugio y también la inversión de toda una vida, con esfuerzo y sacrificio.

Para entender mejor las dificultades que nuestros mayores enfrentan en sus casas, hay que comprender como están construidas.

Por cuestiones de ahorrar espacio en horizontal, ya sea en pueblos o ciudades, las construcciones de las casas se hacen en sentido vertical, lo que significa que una misma casa puede tener hasta tres plantas. El acceso a cada planta se hará, en la mayoría de los casos, por escaleras estrechas.

Aquí tenemos ejemplos de casas típicas de algunas regiones autónomas españolas, donde, en algunos casos, la limitación del territorio es clara y donde no sobra espacio para otro tipo de construcción que no sea la vertical.

Andalucía

Andalucía: Aquí tenemos un ejemplo de casa típicas de un pueblo andaluz.

Casa típica del País Vasco y Navarra

País Vasco y Navarra: El Caserío típico del País Vasco.
Créditos: De Telle – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=2897819

Casa típica de Cataluña y Valencia (Masía)

Cataluña y Valencia: Masía

 

Corrala, casa típica de la zona de Madrid

Madrid: Corrala, casa típica de la zona de Madrid                                                                                                  Créditos: Carmen Voces – Lavapies CorralaUploaded by ecemaml, CC BY 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=22111849

 

Casas en Asturias

Asturias: casas típicas mirando al Atlántico                                                                                                              Créditos: Jose Luis Martinez Alvarez from Asturias, España – Postal de Cudillero, CC BY-SA 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=3573783

 

Casa montañesa, en Cantabria

Casa montañesa, en Cantabria

¿Reconoce algunas de estas características en su casa? Si es el caso, seguro que piensa en la cantidad de escaleras que debe subir, cada día, para ir la planta superior, donde, en la mayoría de los casos, se encuentra el dormitorio. Además, alguna vez se planteó en cambiar su habitación a la primera planta o, en casos más extremos, ¿cambiarse de casa?Esta sería una solución radical, nada práctica e incluso muy dispendiosa.

En vez de eso, Stannah puede ayudarle con la solución ideal para una escalera segura, ¡en su casa de toda la vida!

Empezando por lo más básico, aquí le dejamos algunos consejos.

Vivir independiente y seguro en su casa

Vivir independiente y Seguro en casa

Vivir de forma independiente, por el mayor tiempo posible, es el objetivo de todos los que vamos envejeciendo. Pero con la vejez vienen algunas dificultades físicas que harán con que moverse por la casa sea más difícil. Sin embargo, existen formas de adaptar su hogar para que no tenga que dejarlo nunca, ni tampoco cambiarse a una residencia de ancianos.

¡Hacerles fácil la vida a nuestros mayores es una obligación!

Porque, aunque tengan buena salud y vitalidad, siempre habrá una inevitable declinación en su destreza al moverse, en su equilibrio y visión, entre otras cosas. Lo peor es que con el tiempo nos vamos acostumbrando a correr riesgos innecesarios, hasta que ocurre un problema (lea más sobre “¿Están sus padres seguros en casa? 8 señales de problemas)”

Aquí os dejamos algunos consejos:

  • Instalar detectores de humo, ya que puede pasar dejar algo en el fuego de la cocina y olvidar apagarlo;
  • Un detector de fuga de gas natural podrá ser aconsejable también, ya que el gas natural no tiene olor y una fuga fácilmente puede pasar desapercibida;
  • Si la vivienda tiene pasillos demasiado largos, es aconsejable instalar barras en las personas mayores puedan agarrarse;
  • Quitar las alfombras, para que no resbalen o tropiecen en ellas;
  • Al limpiar la casa, tener mucho cuidado con el suelo mojado;
  • En los muebles de la cocina, tener las cosas guardadas al nivel de la cintura o de los brazos, para que no tengan que subirse a una silla para alcanzar algo;
  • En la ducha y en la bañera, colocar antideslizantes y también barras que permitan a los mayores apoyarse.
  • Junto al váter también se recomiendan barras para ayudarles al sentar y levantarse (lea más sobre seguridad en el baño);
  • Ajustar sistemas y potencia de luces, para buena visibilidad;
  • Para una escalera segura: una silla salvaescaleras.

Estos consejos nos parecen ahora muy obvios, pero en la rutina del día a día es muy fácil que se nos olvide algún detalle. Por eso, nunca está de más recordar lo importante que es que su casa o la casa de su ser querido mayor sea lo más segura posible, ya se trate de una vivienda o de un edificio.

Una silla salvaescaleras para una escalera segura

Escalera segura para evitar caídas

Nuestros mayores tienen, cada vez más, un fuerte sentido de propósito y pasión en sus vidas y muchos de ellos se sienten seguros de su capacidad de envejecer en sus propias casas.

Sin embargo, sabemos que el proceso de envejecimiento no es fácil y, al final del día, vivir con dolor físico o depender de alguien puede resultar en frustración y afectar psicológicamente a nuestros mayores.

Teniendo esto en cuenta, muchas veces parte de ellos la iniciativa de realizar modificaciones en casa para ayudarles a envejecer en casa. De hecho, es bastante más barato que cambiarse de casa. A parte el coste que tendría, nadie quiere dejarse la casa donde ha vivido por tantos años, cerca de sus amigos y familia.

Las familias españolas merecen tener la tranquilidad de saber que sus seres queridos mayores están seguros y pueden moverse entre plantas con total independencia.

Una vez considerados todos estos factores, las escaleras son lo primero que se nos ocurre cuando pensamos en la seguridad de la persona mayor en casa. Con la vejez, viene la artritis, el dolor de rodillas o de espalda. Todo esto podrá hacer con que subir y bajar escaleras sea más difícil e incluso peligroso. Algunas de las lesiones más incapacitantes en mayores, tales como fractura de la cadera, resultan de caídas en escaleras. ¡Está claro que no podemos descuidar la seguridad en las escaleras! Una silla salvaescaleras – también conocida por silla sube escaleras – podrá ser la mejor solución.

¿Sus escaleras son muy estrechas? ¡Eso no será un problema para Stannah!

Dada la diversidad de la arquitectura en España, nuestros técnicos de instalación de tienen que hacer frente a una variedad de escaleras. Algunas representan verdaderos retos a la hora de instalar un salvaescaleras.

Afortunadamente, Stannah tiene implementado un proceso de medición digital muy preciso, que no solo asegura precisión al milímetro para la correcta producción de los raíles por donde sube y baja la silla o la plataforma salvaescaleras, pero también un proceso de instalación consistente, independientemente de la parte de España donde se encuentre y del tipo de escaleras de su casa.

Nuestros especialistas y técnicos son siempre muy cuidadosos en examinar las escaleras, tomando medidas desde todos los ángulos para asegurarse que el salvaescaleras se va a adaptar al 100% a su escalera.

¡Para cada situación, una solución!

Muchas escaleras pueden ser complejas, estrechas, con varios rellanos, curvas estrechas o en espiral.

Esto significa que a veces tienen que ser un poco creativos para lograr la instalación perfecta. Por ejemplo, si la silla aparca al fondo de las escaleras, muy cerca de la puerta de entrada, haremos con que la silla aparque de manera a que no estorbe para nada la entrada en casa. Si por otro lado se tratan de escaleras en espiral, en las partes más estrechas o al doblar las esquinas, el salvaescaleras quedará lo más posible cerca de la pared, para que sobre siempre espacio entre las piernas del utilizador y el otro extremo de la escalera.

Recientemente, uno de nuestros instaladores ha compartido una historia que refleja exactamente la realidad de nuestros mayores y que es lo que sienten cuando, finalmente, instalan un salvaescaleras en sus casas:

“Nos dirigimos a casa de un cliente para instalar un salvaescaleras. Cuando estaba todo listo, le enseñamos cómo manejar el salvaescaleras y lo utilizó por primera vez. En ese momento nos confesó que ¡llevaba 5 años sin subir a la planta superior de su casa! Estaba tan feliz y emocionado, que se echó a llorar y nos abrazó. Este día representó una gran conquista. ¡Es por estos momentos que merece la pena hacer este trabajo!”

¡Llevaba 5 años sin subir a la planta superior de su casa!

A pesar de que cada instalación representa un reto diferente, ¡todo merece la pena cuando vemos la sonrisa de nuestros clientes!

¿Pero que pasa con las áreas comunes, si vivimos en un piso, en un edificio residencial?

Obligatoriedad de adaptar espacios comunes a personas con movilidad reducida

Obligatoriedad de adaptar espacios comunes a personas con movilidad reducida

¿Qué hacer cuando no hay ascensor?

Con el avance de la edad, la fuerza, la destreza de movimientos y el sentido de equilibrio van disminuyendo. Por ello, es importante que también en bloques de pisos o apartamentos, al menos en los espacios comunes, pensemos en adaptaciones para personas con movilidad reducida. No significa que solo debamos pensar en estas soluciones cuando alguien con minusvalía vive en el edificio. La movilidad reducida es algo que afecta también a personas mayores, personas que han sufrido algún accidente, mujeres embarazadas o cuando existe la necesidad de transportar pesos.

Además, según el Real Decreto Legislativo 1/2013, las viviendas en régimen de propiedad horizontal deben adaptar sus espacios comunes antes del 4 de diciembre de 2017.

Plataforma salvaescaleras: ¿mucho más barato que un ascensor?

Con diseño moderno, plegables y compactas, las plataformas salvaescaleras Stannah son la solución más práctica, ventajosa y económica porque:

  • Al contrario de los ascensores verticales, su instalación no obliga a largos procesos de pedido de licencia;
  • No requieren modificaciones estructurales de vivienda o de edificio, eliminando el inconveniente de realizar obras;
  • No requieren contrato de mantenimiento;
  • Son multifuncionales, ya que permiten transportar personas en pie o en silla de ruedas. Además, permiten el transporte de cargas y mercancías hasta 250 kg (por ejemplo, bombonas de gas, carritos de bebé, entre otros objetos más pesados);
  • El consumo de energía de una plataforma salvaescaleras es bastante inferior al de un ascensor común;
  • Se instala en menos de un día.

Ya sea en interior o exterior, las plataformas salvaescaleras se integran fácilmente en su entorno gracias a su diseño discreto, actual y compacto.

Stannah le ofrece la seguridad e independencia de envejecer en casa con todo el confort y con la mejor relación calidad/precio.

Si pretende saber más sobre las sillas y plataformas salvaescaleras de Stannah, con mucho gusto le ayudaremos a aclarar cualquier duda. ¡Solicite que un asesor de llame!