¿Tiene una pregunta? Llame gratis Asesores disponibles las 24 horas del día. 0900 839002

Día mundial del Ictus: el antes y el después de un ACV

Stannah se une a la causa del Día Mundial del Ictus para hablar del ACV y sobre cómo prevenirlo.

Sabías que…

¿Un ictus o ACV puede ocurrirle a cualquiera, a cualquier edad?

Hoy, 29 de octubre, es el Día Mundial del Ictus, y no queremos perder la oportunidad de hablar de algo tan serio como son los accidentes cerebrovasculares: las causas, los síntomas y la recuperación. Pero queremos hablar también sobre cómo familia y amigos pueden ayudar a los supervivientes de ACV, no solo en el momento en el que ocurre, pero también en todo el proceso de recuperación.Día Mundial del Ictus

Sabías que…

¿Un ictus o ACV es la principal causa de muerte o incapacidad, a nivel global?

El ictus es un evento que impacta no solo a la persona que lo sufre, sino a todas las personas de su entorno. Porque recuperar de un ictus puede ser un proceso lento y la ayuda de toda la familia y amigos es fundamental. La recuperación es una verdadera batalla, pero volver a levantarnos y vencer, ¡es lo que todos queremos y es posible!

Pero primero, es necesario que entendamos bien qué es un accidente cerebrovascular y contestar a las siguientes preguntas: ¿qué tipos de ACV hay? ¿Qué podemos hacer para evitarlo? ¿Qué debemos hacer si creemos que le está ocurriendo a alguien? ¿Y cómo nos recuperamos de un evento así?

Contenidos:

  • Hechos y cifras sobre un ACV
  • ¿Qué es un ictus o ACV?
  • Tipos de ictus o ACV
  • ¿Qué es la memoria y de qué forma un ictus puede afectarla?
  • Sabías que el 80% de los ictus están relacionados con 10 causas evitables?
  • ¿Qué hacer cuando alguien está sufriendo un ictus o ACV?

Hechos y cifras sobre el ACV

Hechos y cifras sobre el ACV

¿Qué es un ictus o ACV?

Un ictus (también conocido por “accidente cerebrovascular”, “accidente vascular cerebral”, o simplemente “ACV”) puede ocurrirle a cualquier persona, a cualquier edad. Ocurre cuando se interrumpe el riego sanguíneo en alguna parte del cerebro – el cerebro deja de recibir el oxigeno y nutrientes suficientes, por lo que deja de funcionar de forma normal. La falta de este riego sanguíneo conlleva a que las células alrededor de ese bloqueo se mueren y las habilidades controladas por esa parte del cerebro se ven afectadas. Por ejemplo, la memoria o el control muscular. Un ictus puede pasar por dos razones: por un coágulo que bloquea un vaso sanguíneo que va al cerebro o cuando el vaso sanguíneo revienta.

Tipos de ictus o ACV

Existen dos tipos de ictus, ambos causados por un único vaso sanguíneo donde se interrumpe el riego sanguíneo al cerebro:

1. Ictus isquémico – Es el tipo más común de ACV ya que conforma el 80% de los casos en el mundo. El ictus isquémico está causado por un coágulo que queda atrapado en los finos vasos sanguíneos que van al cerebro, y la sangre deja de llegar a esa zona del cerebro. Los coágulos pueden formarse por:

  • Depósitos de grasas (placa) que se acumula en las arterias;
  • Coágulo de sangre u otro tipo de residuo (normalmente con origen en el corazón), que después es bombeado por el cuerpo y puede quedar atrapado en las arterias del cerebro que son muy finas.

2. Ictus o apoplejía hemorrágica – Puede tener diferentes causas, pero todas conllevan al reventar o extravase de un vaso sanguíneo en el cerebro. Las causas pueden ser:

  • Presión arterial muy alta y no controlada (hipertensión);
  • Sobre tratamiento con anticoagulantes (diluyente sanguíneo);
  • Puntos débiles en las paredes de los vasos sanguíneos (aneurisma).

A pesar de que solo hay 2 tipos de ictus más comunes, la parte del cerebro afectada y la extensión de tejido cerebral dañada pueden ser muy diferentes en cada persona.

Cada ictus es único, pero tienden a afectar las personas de la misma forma.

Aquí están algunos ejemplos:

Lado derecho del cerebro

Porque el lado derecho del cerebro controla el lado derecho del cuerpo, si un ictus afecta el lado derecho del cerebro, los efectos se harán sentir en el lado izquierdo del cuerpo. Sin embargo, el lado derecho del cerebro está asociado a nuestras habilidades artísticas y creativas. La imaginación, la intuición, la percepción artística y musical se desarrollan en el lado derecho del cerebro. Esto significa que un ictus en lado derecho del cerebro podrá tener los siguientes efectos:

  • Parálisis de lado izquierdo del cuerpo
  • Comportamiento inquisitivo y abrupto
  • Problemas de visión
  • Pérdida de memoria
Lado izquierdo del cerebro

El lado izquierdo del cerebro controla el lado derecho del cuerpo. Sin embargo, y al contrario del lado derecho del cerebro que es más artístico y creativo, el lado izquierdo es más analítico y lógico. Así, el lado izquierdo del cerebro controla nuestra función analítica, el lenguaje, el raciocinio, la capacidad de escritura, el raciocinio matemático y científico. Por lo que, si un ictus afecta el lado izquierdo del cerebro, podrán ocurrir los siguientes efectos:

  • Parálisis del lado derecho del cuerpo
  • Comportamiento lento y cauteloso
  • Problemas en el habla o de lenguaje
  • Pérdida de memoria
Derrame cerebral en el tronco del encéfalo

El tronco encefálico queda justo por encima de la medula espinal y conecta la medula espinal al cerebro. Por tratarse de una zona vital que conecta el cerebro al resto del cuerpo, un derrame cerebral en el tronco del encéfalo puede afectar las funciones vitales, por ejemplo, la respiración y el latido cardíaco. Dependiendo de la severidad del derrame, podrá causar problemas en el habla y audición, o incluso dejar a la persona paralizada, sin poder hablar o mover gran parte del cuerpo.

Ictus cerebeloso

El ictus cerebeloso es menos común que los demás tipos descritos antes. Las 2 formas en las que puede ocurrir coinciden con las descripciones anteriores, pero la diferencia es que, en el ictus cerebeloso, parte del cerebelo queda totalmente privado de riego sanguíneo.

El cerebelo está localizado detrás de la parte superior del tronco encefálico (donde la medula espinal se une al cerebro) y está compuesto por dos hemisferios (mitades). El cerebelo regula la función motora voluntaria, como:

  • Posición
  • Equilibrio
  • Coordinación
  • Habla

Si algunos de los vasos sanguíneos que alimentan el cerebelo queda bloqueado, puede ocurrir un ictus. Sin embargo, los síntomas del ictus cerebeloso no son muy específicos y, a veces, pasan desapercibidos, aun que puede llegar a ser fatal.

¿Qué es la memoria y por qué un ictus puede afectarla?

¿Cómo funciona la memoria?

Existen tres formas principales en las que el cerebro procesa la memoria: codificación, almacenamiento y recuperación.

1. Codificación

Cuando estás ante un evento, una persona, un objeto o un estimulo que consideras importante y quieres recordarlo – por ejemplo, el nombre de una persona que acabas de conocer –, esos pequeños estímulos químicos, visuales y auditivos se convierten en un mensaje eléctrico que se transfiere a través de las neuronas.

2. Retención

El mensaje eléctrico es una memoria que queda almacenada en el cerebro para poder utilizarla en otro momento.

3. Recuperación

Una vez almacenada, el cerebro recupera la memoria cuando vuelve a necesitarla – por ejemplo, cuando vuelve a ver aquella persona. Su memoria visual y auditiva, el centro del habla, etc., recuperarán esa memoria – en este caso, el nombre de la persona.

Es muy interesante entender como funciona la memoria. Este diagrama podrá terminar de ayudar a entender este mecanismo tan complejo:

Mecanismo memoria

Adaptado de: Brain Made Simple

Los diferentes tipos de memoria trabajan en conjunto para ayudar a retener todo tipo de información, para después recuperarla, a través de todo tipo de estímulos. Los diferentes tipos de memoria se componen por:

  • Verbal: memoria de nombres, historias e información que tiene que ver con el lenguaje;
  • Visual: memoria de formas, rostros, objetos y direcciones;
  • Informacional: memoria de información y habilidad de aprendizaje.

Toda esta explicación para comprender que un ictus, normalmente, afecta al menos uno de los tipos de memoria, ya que los diferentes tipos de memoria están codificados en diferentes partes del cerebro. Esto significa que cualquiera que sea la parte del cerebro afectada por el ictus, se sentirán efectos en la forma como el cuerpo procesa los estímulos o en la forma como retiene las memorias de esos estímulos.

Los síntomas de pérdida de memoria después de un ictus pueden incluir:

  • Confusión o problemas con la memoria a corto-plazo
  • Perderse en sitios familiares
  • Problemas al hacer una transacción monetaria
  • Dificultad en seguir instrucciones

La buena noticia es que la capacidad de memorizar va mejorando a medida que se recupera del ictus.

¿Sabías que el 80% de los ictus están relacionados con 10 riesgos evitables?

En el Día Mundial del Ictus de 2017, el eslogan de la campaña fue:

¿Cuál es tu razón para prevenir un ictus?

Se enfocaba en concientizar sobre pequeñas cosas que podemos hacer para evitar un ictus. Hizo con que muchas personas pensaran en quien quedaría afectado se ellos tuviesen un ictus. Si te lo piensas, ¿quién de tu familia sufriría si tuvieras un ictus o ACV? Aquí te dejamos los 10 factores de riesgo para un ictus, para que puedas saber cómo prevenirlo y, así, poder estar aquí para los que más te quieren. Y es que el 80% de los ictus se podrían evitar se seguimos estos consejos:

  1. Si tienes presión arterial alta, mantenla siempre bajo control
  2. Realiza ejercicio moderado al menos 5 veces a la semana
  3. Asegúrate de tener una dieta equilibrada, rica en fruta, verduras y baja en sal/sodio
  4. Toma medidas para reducir el colesterol
  5. Asegúrate de tener un IMC (índice de masa corporal) bajo, sobre todo en la zona abdominal.
  6. No fumar o ser fumador passivo
  7. Reducir la cantidad de alcohol ingerida
  8. Detectar y corregir a tiempo la fibrilación atrial
  9. Reducir el riesgo o controlar la diabetes
  10. Buscar estar informado sobre el ictus o ACV (¡lo estás haciendo ahora!)

¿Qué hacer si alguien está sufriendo un ictus o ACV?

Cada Segundo cuenta cuando alguien está sufriendo un ictus o ACV. Por eso, saber reconocer las señales puede hacer toda la diferencia e incluso salvar la vida de una persona.

Los primeros síntomas de un ictus suelen ocurrir repentinamente, de un minuto al otro. Si percibes alguno de estos síntomas, llama a emergencia inmediatamente:

  1. Adormecimiento repentino o debilidad en la faz, brazo o pierna, especialmente en uno de los lados del cuerpo. Para estar seguro, pida a la persona que sonría y que levante los brazos. Si uno de los lados de la cara aparece descaído, llame inmediatamente a los servicios de emergencia.
  2. Confusión súbita, problemas al hablar o en entender – por ejemplo, si presenta un discurso confuso y mal articulado.
  3. Problemas de visión súbito en uno de los ojos o en los dos
  4. Problemas al andar, falta de equilibrio, mareo o falta de coordinación.

Alerta ACV

Es muy importante que llame a los servicios de emergencia incluso si los síntomas desaparecen en algunos segundos. Aunque se trate de un pequeño ictus, igual necesita de atención médica inmediata. Puede tardar unos cuantos minutos hasta que las células del cerebro empiezan a morir, por eso, cuanto más rápido actuemos, más probabilidad la persona tendrá de recuperar totalmente del ictus.

¿Que debe o no hacer si alguien está sufriendo un ictus o ACV?

SI

  • Llamar a los servicios de emergencia
  • Tomar nota de la hora en la que noto los primeros síntomas

NO

  • No dejar que la persona se duerma
  • No darle de comer, de beber o medicar
  • No dejar que sean ellos que conduzcan hasta el hospital

Rehabilitación tras un ictus o ACV

Cuando una persona sufre un ictus, necesita cuidado intensivo en el hospital. Primero, los médicos deben determinar qué tipo de ictus ha sido y, así, poder realizar el tratamiento más adecuado.

Rehabilitación

Una vez que los efectos del ictus hayan desaparecido, la rehabilitación es el paso siguiente. La forma como la persona va a recuperar dependerá siempre de lo que el ictus afectó. La rehabilitación podrá tener que hacerse en el hospital, de forma especializada, o en casa, a través de fisioterapia. Es posible que tengan que reaprender determinadas habilidades o hacer ajustes en algunas funciones para compensar los daños provocados por el ictus. La forma como un ictus impacta a una persona determinará el tipo de terapia necesario, y la cantidad de trabajo necesaria para recuperar su independencia. El objetivo de los supervivientes de ictus es recuperar a lo máximo su independencia y, normalmente, se incide en:

  • mejorar la movilidad
  • reforzar las habilidades motrices
  • ejercitar la memoria y solucionar de problemas
  • mejorar las habilidades de comunicación a través de la terapia del habla

Los supervivientes de un ictus o ACV deben también colocarse sus retos individuales. Empezar por lo más sencillo, un paso de cada vez. Por ejemplo, empecer por enfocarse en las tareas de aseo, como bañarse, vestirse, etc. Deben intentar utilizar a lo máximo los miembros de la parte del cuerpo afectada lo cuanto antes y de forma recurrente para recuperar el movimiento. Solo después, pensar en cosas más difíciles, como, por ejemplo, volver a trabajar. El logro se alcanzará después de una serie de pequeños objetivos cumplidos, uno paso a la vez.

La “American Stroke Association” ha recopilado mucha información útil sobre cómo recuperar de un ictus y hablan de los siguientes pasos clave:

  • No parar de moverse y ejercitarse
  • Desafiarse a uno mismo con nuevos retos
  • Realizar ejercicios de habilidad mental
  • Tomarse tiempo para uno mismo
  • Tener paciencia con uno mismo
  • Hablar con otras personas que pasaron por la misma experiencia

Hablar con otros supervivientes, escuchar sus historias, nos ayudará a buscar aliento y a tener esperanza en el futuro, para nosotros o para nuestros seres queridos. Si usted es la persona que cuida al superviviente de ictus, también necesita apoyo. Debe siempre evitar el aislamiento y nunca descuidar su propia salud y bien estar, para que ambos puedan recuperar emocionalmente de lo sucedido y estar fuertes para enfrentar las pequeñas adversidades y todo el recorrido de recuperación.

En Stannah, hablamos a diario con clientes que luchan con todo tipo de problemas de movilidad o condiciones de salud que les impiden de realizar demasiados esfuerzos. Muchos de ellos son supervivientes de ACV y una de las cosas que pueden representar un verdadero obstáculo a la recuperación en casa es las escaleras. Si existe parálisis de uno de los lados y si es una persona de avanzada edad, subir y bajar las escaleras pone en riesgo de caída a la persona y al cuidador. Dependiendo de la extensión y gravedad del ictus, la parálisis y debilidad de los músculos pueden ser temporarias o permanentes. Si es permanente, es necesario pensar en soluciones de movilidad a largo plazo que puedan devolver alguna independencia y calidad de vida, no solo a persona afectada, sino también al cuidador.

Una silla salvaescaleras podría ser una solución para que su ser querido pueda disfrutar de toda la casa, mientras evitamos el riesgo de caída en las escaleras. No dude en contactar a Stannah para más información sobre nuestras sillas y plataformas salvaescaleras.

Fuentes:

American Stroke Association

World Stroke Organization

World Stroke Day 2018

The Brain Made Simple


Solicite un Catálogo Stannah

Solicite Stannah Incisa Brochure