¿Tiene una pregunta? Llame gratis Asesores disponibles las 24 horas del día. 0900 839002

Día de los Animales: ¿Qué hacer cuando nuestras mascotas se hacen mayores?

En el Día de los Animales, recordad que las escaleras pueden ser un problema para todos. ¡Descubre la historia de Niebla!

En el Día de los Animales, recordad que las escaleras pueden ser un problema para todos.
En el Día de los Animales, reconocemos cuanto los avances científicos en la medicina han beneficiado a nuestras mascotas, por lo que también su esperanza media de vida se ha alargado. Al vivir más tiempo, ya sean perros o gatos, sufren más los problemas del envejecimiento. Pero al contrario de sus humanos, no tienen forma de buscarse una solución, a no ser que alguien dé la voz por ellos.
Por esa razón, Stannah no podía dejar de compartir la historia inspiradora de Niebla, un perro de 13 años – mestizo mastín con perro pastor –, que pese su tamaño imponente, ¡nos ha conquistado el corazón con la dulzura de su mirada!

Y es que en Stannah, al igual que luchamos por la movilidad y bien estar de las personas mayores en sus casas, también defendemos el bien estar de los animales ancianos que viven en el mismo hogar y forman parte de la familia.

Así que, cuando la familia de Niebla nos contactó, ¡no tuvimos duda a la hora de buscarles la mejor solución!

¿Quién es Niebla?

Niebla, un perro con displasia de cadera que ya no puede subir las escaleras

Al escuchar el nombre Niebla, lo primero que se nos ocurre es el perro de la serie “Heidi”, que también se llamaba Niebla. ¡Y habremos acertado! Aunque no es el perro del abuelo de Heidi, sí el de José y María.

Lo han adoptado hace 13 años, con tan solo 3 meses de edad, de un refugio de la provincia de Vizcaya y a medida que avancemos en la historia, no tendréis dudas de que José y María han sido lo mejor que podía haberle pasado a Niebla.

Pero Niebla no es el único afortunado de la familia. Aquí vive también Tuna, una perrita que también se está poniendo viejita y se ve afectada por espondilosis, una condición más conocida por picos de loro en la columna vertebral. Sumamos también dos gatitos y todos son miembros queridos de la familia.

Desafortunadamente, y a consecuencia de su edad avanzada, a Niebla se le diagnosticó un problema neurológico que le afecta las patitas de atrás, añadido de una displasia de cadera. Todavía es capaz de caminar, a su ritmo. Y el pelo lo tiene tan bello que no parece tener 13 años. Sin embargo,

Desde hace más de un año subir las escaleras se ha convertido en una tarea imposible para él.

Cuando esta dificultad se empezó a manifestar, Niebla dejó de poder subir a la planta superior, donde permanecían sus humanos y, desesperado, ladraba toda la noche. En ese momento, quedó claro para José y María que había que ayudarle de alguna manera. Lo primero que María decidió es que no podía dejar a Niebla solo y dormiría en la planta baja. Así transcurrió un año de sacrificio, hasta que encontraron la solución ideal.

¡Una plataforma salvaescaleras para toda la familia!

José, Arquitecto Técnico jubilado, está familiarizado con el tema de la construcción. Por lo tanto, a lo largo de ese penoso año, se puso en contacto con diferentes proveedores. La mayoría ofrecían soluciones más complejas, que además de ocupar mucho espacio, suponían romper fachadas. Instalar un ascensor es por cierto más costoso y condenaba parte de la casa. No querían eso. Vivir en la planta de abajo tampoco les parecía la mejor solución.

¿Reformar la planta baja de casa? Es muy complicado… ¡y lo que cuesta!

Querían una solución bastante más sencilla y menos costosa.

Buscando por internet, encontraron a Stannah. Transcurrió un año desde el primer contacto, pero tras haber analizado diferentes proveedores y empresas, volvieron a llamar a Stannah. Entendieron que lo que necesitaban era una plataforma salvaescaleras y que, al final, además de Niebla y Tuna, otros familiares de edad avanzada, con problemas de movilidad, podrían beneficiar de la plataforma. De cara al futuro, ¡ellos mismos!

David, uno de los expertos en movilidad de Stannah, les presentó la plataforma salvaescaleras y les explicó que Stannah diseñaría un carril hecho a la medida de sus escaleras, y que la instalación sería rápida y limpia. Además, la plataforma Artira Automática, como su nombre lo indica, incluye apertura y cierre automáticos de los brazos y la base de la plataforma.
Compruébalo tú mismo al mirar este vídeo:

Estas plataformas duran muchísimo tiempo y tienen un sistema de auto-engrase. Así que cuanto más se usen, ¡mejor! Además, son adecuadas para escaleras curvas, perfectas incluso para escaleras estrechas y soportan cargas hasta 250 kg.
Finalmente, y cómo bien observa José, la plataforma tiene un asiento plegable, es decir, si alguna vez necesitan utilizarla ellos, podrán hacer el recorrido cómodamente sentados.

¿Qué les dirían a otros dueños de perros ancianos?

Niebla, en la plataforma salvaescaleras, acompañado de María.Niebla, en la plataforma salvaescaleras, acompañado de María.

No es una pregunta fácil. Cada uno lo ve de una manera… Es decir, todo es relativo. Todo depende de las circunstancias de cada uno y de la enfermedad que pueda tener el animal. Pero María dice que, independientemente de todo, lo que hay que tener con perros ancianos es:

“Sobre todo, ¡cariño!”
“Atención!” añade José.

José reitera que la plataforma también es una necesidad de la familia de cara al futuro y que hay que adelantarse a los hechos:

¡Hay que pensar que, al final, el que la va a tener que usar eres tú! ¡O sea que, primero han sido estos, igual mañana eres tú!

Son una parte más de la familia.

Algunas enfermedades frecuentes en perros ancianos

Heidi y Niebla, de la serie infantil “Heidi”.Heidi y Niebla, de la serie infantil “Heidi”.

Porque hoy es el Día de los Animales, e inspirados por Niebla, Tuna y Homer, nos hemos propuesto dar voz a los animales. Queremos proporcionar alguna información relevante a todas las personas que puedan tener perros ancianos, para estar atentos a algunos de los síntomas más frecuentes. Empezamos por la enfermedad de que padece Niebla:

1. Displasia de Cadera

La Displasia de Cadera es la enfermedad osteoarticular más frecuente en perros ancianos. Es una enfermedad típica de perros de razas grandes y medianas, menos frecuente en razas pequeñas. Los síntomas de displasia de cadera más comunes en perros que deben ponerte en alerta son:

  • El perro va variando su postura, sobre todo al caminar y anda “raro”, con un ligero balanceo.
  • El perro suele andar despacio.
  • Hacen “saltos de conejo” con ambas patas traseras juntas.
  • El perro pasa bastante tiempo tumbado o en su cama descansando.
  • Acostarse o incorporarse con movimientos lentos también es síntoma de displasia de cadera en perros.
  • Al estar de pie normalmente sobre sus 4 patas, el perro mantiene las patas de atrás muy juntas.
  • Artrosis, que a menudo se produce a raíz de la displasia.

2. Espondilosis canina: picos de loro

La espondilosis, más conocida como “picos de loro”, es una patología propia de la edad y se debe al desgaste de la columna vertebral. Es un proceso degenerativo gradual, que reduce el espacio entre las vértebras y disminuye su función amortiguadora, provocando roce entre las vértebras. Tuna tiene espondilosis y le afecta más después de un día muy activo. Se queda que no puede ni moverse del dolor. Otros síntomas son:

  • Pérdida del equilibrio.
  • Debilidad.
  • Incontinencia.
  • Dolor en las en las articulaciones, sobre todo las extremidades.

3. Problemas renales

Los problemas renales también están asociados al proceso de envejecimiento de los perros. Al ser una enfermedad crónica, puede conllevar a una insuficiencia renal completa, cómo le ocurrió a Homer. Lamentablemente, no es algo que tenga cura. Los síntomas a los que hay que estar atentos son:

  • Pérdida de apetito.
  • Náuseas.
  • Aumento de letargo.

Los efectos del envejecimiento en los perros, son en muchos casos inevitables, pero con la ayuda de la medicina y de equipos de movilidad como los salvaescaleras, se puede conseguir un poco más de calidad de vida.

Stannah-Incisa: ¡un verdadero equipo humano!

Familia Stannah-Incisa. ¡Un equipo humano!Familia Stannah-Incisa. ¡Un equipo humano!

¡Hay un verdadero equipo humano por detrás del nombre Stannah-Incisa!

Desde los asesores que atienden nuestros clientes al teléfono, a los expertos en movilidad de Stannah que recorren centenares de kilómetros para evaluar la condición de movilidad y las necesidades de nuestros clientes, ¡estamos aquí para cuidar de ti!

Nos ponemos en la piel de nuestros clientes

Para que tengáis una idea, todos los días nos llegan centenares de historias de personas que buscan una solución para algún tipo de problema de movilidad. La mayoría, son historias de personas ancianas que ya no pueden subir y bajar las escaleras en seguridad. Por esta razón, tenemos un equipo de asesores totalmente entrenado para ofrecer la mejor atención y asesoramiento, pero, sobre todo, tenemos a personas que se importan, que sienten empatía por nuestros clientes y se esfuerzan por buscarles siempre la mejor solución.

Por eso, cuando recibimos la llamada de María y conocimos la historia de Niebla a través de nuestra asesora Laura, ¡nadie quedó indiferente!

El contacto final con José y María lo hizo David, uno de nuestros expertos en movilidad que se acercó a Vizcaya para conocer a Niebla y para evaluar qué solución se adaptaría mejor a las necesidades de la familia y al tipo de escaleras. Fue ahí cuando David pudo testimoniar el estado de Niebla y se sintió totalmente identificado con el sufrimiento de María y José. Un mes antes había fallecido el buldog de David, Homer, con 13 años. Recordó los meses de sacrificio y sufrimiento cuando su Homer ya no tenía fuerza para caminar, perdía musculatura cada día, hasta que dejó de comer. Lo cargó en brazos 4 meses… A fin de cuentas, son seres con sentimientos de los que somos totalmente responsables y tenemos el deber de proporcionarles una vida digna, al igual que lo haríamos por nuestros padres o abuelos ancianos.
Es por ponernos en la piel de nuestros clientes, y por todo lo que ponemos de nosotros mismos en cada caso, que nos enorgullece escuchar estas palabras:

“Voy a echar unas flores a David! ¡Ha sido como un amigo! La empresa, los técnicos, los comerciales, muy agradables.
¡Estamos muy contentos con la empresa!”

También podría interesarte leer: