900839002

Llama gratis 24h/7d

Covid-19 | Atención personalizada al domicilio, con todas las medidas de seguridad y protección

Covid-19 | Atención personalizada al domicilio, con todas las medidas de seguridad y protección

Saber más

Saber más

Salvaescaleras de segunda mano o reacondicionados

Un salvaescaleras Stannah como nuevo, pero por hasta mitad de precio

Escrito por Stannah el 19-06-2020

Un salvaescaleras de segunda mano Stannah pasa por todas las pruebas de calidad como si se tratara de un salvaescaleras nuevo, acabado de salir de la fábrica.

Independientemente de que tengas un tramo de escalera curvo o recto, y siempre con el carril o rail adecuado, un salvaescaleras o silla elevadora eléctrica Stannah de segunda mano podrá devolverte la libertad de movimiento a ti, a tu ser querido, persona mayor con movilidad reducida, persona con discapacidad funcional en silla de ruedas.

Tanto si tienes un salvaescaleras Stannah que ya no necesitas, o si necesitas comprar uno más barato, por una fracción del coste original, nuestro equipo de ingenieros y técnicos se encargará de verificar si todo está conforme con la silla o plataforma salvaescaleras Stannah de segunda mano. Después de ese riguroso control, es que podremos clasificar el salvaescaleras como “reacondicionado”.

Así, estaremos seguros de que una silla sube escaleras o una plataforma elevadora de segunda mano Stannah seguirán cumpliendo con los más altos estándares de calidad y seguridad. No podría ser de otra forma ya que es el nombre de Stannah que sigue estando en el salvaescaleras.

¿Qué supone un salvaescaleras Stannah de segunda mano o reacondicionado?

Si un salvaescaleras Stannah es reacondicionado, significa que:

Cuando compra una silla salvaescaleras de Stannah también obtendrá:

¿Puedo comprar una silla salvaescaleras de segunda mano directamente al propietario?

No te lo recomendamos en ninguna circunstancia. ¿Por qué?

  1. Cuando tengas el salvaescaleras, ¿cómo procederás a instalarlo? Una de las ventajas de comprar un salvaescaleras de segunda mano de Stannah es que no encargamos nosotros de la instalación.
  2. El salvaescaleras debe estar acoplado a un carril o a un doble carril que es específico para tu escalera, sobre todo si se trata de una escalera curva. En esas circunstancias, no existe garantía de que el carril de la silla o plataforma salvaescaleras del antiguo dueño se acople correctamente, para subir y bajar escaleras en seguridad. Si eso ocurre, tampoco se garantiza que se cumplen las mismas normas de seguridad que cumplía la instalación del dueño anterior.
  3. No conocerás el historial de la silla salvaescaleras eléctrica. Sin embargo, cuando se trata de una silla salvaescaleras de Stannah, logramos ver su historial a través del número de serie. Así, nos aseguramos de que no existe un historial de reparaciones por mal uso del propietario anterior, para poder confiar que el producto seguirá funcionando bien en sus manos.
  4. Si, por lo contrario, compras una silla salvaescaleras por otra vía, no tendrás garantía de que el anterior propietario la ha cuidado bien. Al comprar con Stannah, tendrás garantía y soporte técnico de Stannah.

No arriesgues tu seguridad o la de tu ser querido con movilidad reducida o en silla de ruedas, sobre todo cuando se trata de subir y bajar las escaleras, ya sea sentado, de pie o en silla de ruedas. Con un salvaescaleras de segunda mano Stannah, reacondicionado por Stannah, tendrás la tranquilidad de que podrás disfrutar de tu independencia y de tu casa o comunidad de vecinos por muchos años más.

A pesar de que el stock de salvaescaleras Stannah de segunda mano es limitado, no dudes en llamarnos si deseas saber más sobre nuestros salvaescaleras reacondicionados para salvar escaleras.

¿Por qué no deberías nunca comprar un salvaescaleras de segunda mano de Amazon, Wallapop o Vibbo?

Existe mucha oferta de sillas y plataformas salvaescaleras de segunda mano en plataformas digitales como Amazon, Wallapop o Vibbo, cuya única ventaja es el costo aparentemente más reducido. Sin embargo, te sorprenderá descubrir que no siempre son las opciones más económicas y que la mayoría esconde un historial no muy positivo. Al comprar un salvaescaleras de segunda mano, te informamos que:

  1. El raíl o carril probablemente no será compatible con tu escalera: un salvaescaleras no puede funcionar si no tenemos el carril o rail hecho a la medida exacta de las escaleras; ¿dónde fabricarás el carril a la medida de tus escaleras? ¿Quién te garantiza que la instalación de ese carril se hace de forma segura y que será compatible con la silla?
  2. Asistencia y mantenimiento difícil de conseguir y más caros: un salvaescaleras comprado directamente del antiguo dueño no es una solución, sino un problema añadido. Lo más cierto es que, en la eventualidad de una avería, lo tendrás más difícil a la hora de encontrar asistencia competente y disponible, para no mencionar piezas compatibles a un costo razonable.

¿Vender un salvaescaleras Stannah usado? ¡Solo con Stannah!

Como hemos mencionado antes, si lo que deseas es vender o dar una segunda oportunidad a ese salvaescaleras Stannah parado en las escaleras de tu vivienda particular o comunidad de vecinos, contacta a Stannah directamente.

Te ayudaremos en todo el proceso de desinstalarlo y encontrar a un nuevo usuario que pueda seguir dándole uso por más años. De este modo, el proceso terminará siendo mucho más ventajoso para ti, ya que no tendrás que preocuparte de nada.

Nos encargaremos de todo nosotros y, además, sabrás que el comprador final no tendrá queja alguna del salvaescaleras que acaba de comprar, ni tampoco estará en peligro durante su uso, ya que el carril será adaptado o fabricado para que se ajuste a las nuevas escaleras. Así que recordamos que vender directamente un salvaescaleras al usuario final podrá representar un sinfín de problemas y quejas.

Llámanos para más información sin compromiso.

Salvaescaleras de segunda mano para locales o comunidades de vecinos: ¡hasta mitad de precio!

La mayoría de los pedidos para la instalación de salvaescaleras de segunda mano Stannah nos llegan desde comunidades de vecinos, o también de propietarios de locales comerciales o espacios públicos que pretenden ofrecer un servicio más inclusivo a sus clientes. Lo primero que muchos clientes nos preguntan es:

¿Cuánto cuesta un salvaescaleras de segunda mano?

Existe una gran diferencia de precios entre tipos de sillas salvaescaleras, dependiendo del modelo y de las medidas de las escaleras curvas o rectas. Pero, naturalmente, la diferencia de precio es más grande cuando se trata de comparar un salvaescaleras nuevo y una silla elevadora de segunda mano.

La verdad es que el precio sigue dependiendo de la medida de las escaleras rectas o curvas, y de las adaptaciones necesarias al carril. Lo que si podemos adelantar es que la diferencia de precio, en promedio, es de hasta 50% menos en una silla salvaescaleras de segunda mano.

El descuento en una silla salvaescaleras de segunda mano puede llegar hasta los 50%.

Además de querer saber de cuanto es la rebaja, para poder evaluar si el precio de segunda mano es competitivo, nuestros clientes también nos cuestionan si la instalación del elevador de segunda mano está conforme las normativas vigentes. Naturalmente, todos los modelos de salvaescaleras comercializadas por Stannah, cumplen los requisitos constantes en la normativa de accesibilidad en edificios – Directiva del Parlamento Europeo – del 2006/42/CE – sobre la instalación de máquinas de elevación, según las normas exigidas por la Unión Europea, con certificación de la CE en lo que respecta seguridad y calidad.

¿Por qué las sillas salvaescaleras Stannah duran décadas?
¡Calidad de fabricación, servicio y estética superiores!

Cuando hablamos de una silla salvaescaleras de calidad, hablamos de una solución de movilidad hecha a su medida y a la medida de tus escaleras, que será capaz de devolverte la autonomía y la seguridad en tu edificio o vivienda particular por décadas. Al ser así, es importante que pienses en una silla salvaescaleras siempre como una compra para toda la vida, una inversión a largo plazo que debe garantizarte nada menos que:

    1. Durabilidad comprobada: las sillas salvaescaleras y los carriles Stannah han sido sujetos a pruebas de fatiga testados con éxito para 25.000 recorridos o 350 km, que es tan solo un mínimo de lo que pueden durar, con cargas superiores al límite establecido, sin perder estabilidad;

salvaescaleras segunda mano

    1. Elevado estándar de calidad: desde la fabricación del carril al tapizado de la silla, no dejamos nada en manos de terceros. Stannah se encarga de la fabricación de todos los componentes para asegurar la calidad de los materiales y la implementación de las mejores prácticas;

fabricacion de salvaescaleras

    1. Ofrecemos garantía de 1 año: Bajo un uso y mantenimiento correctos, el motor eléctrico de su silla salvaescaleras durará décadas de uso continuo. Además, te ofrecemos 1 año de garantía en la compra de una silla salvaescaleras. ¡Un salvaescaleras para personas de segunda mano Stannah para tramo recto, merece la pena por la durabilidad del motor y por el precio!

salvaescaleras de segunda mano

    1. Piezas de repuesto garantizadas por 20 años: el hecho de que fabriquemos todos los componentes de nuestras sillas salvaescaleras es garantía de que siempre tendremos repuesto para cualquier pieza de nuestras sillas salvaescaleras;

piezas salvaescaleras

    1. Ergonomía basada en estudios clínicos: tenemos en cuenta aquellos días en los que su artritis le atormenta y, por eso, todas nuestras sillas salvaescaleras disponen de cinturones y mandos ergonómicos, además de revestimientos acolchados y reposapiés automáticos, entre otros;

control manual salvaescaleras

    1. Gama de modelos personalizables:nos adaptamos al buen gusto y estilo de nuestros clientes más exigentes, con una gama personalizable de colores y tapizados para que la silla salvaescaleras se encaje en la decoración de su casa de forma natural;

modelos de sillas salvaescaleras stannah

    1. Sistema de plegado fácil y carriles retráctiles: con una silla salvaescaleras Stannah, no necesitarás agacharte. Al doblar uno de los reposabrazos, el resto de la silla se dobla automáticamente. Se pliega y despliega en un solo gesto. Además, fabricamos carriles retráctiles o carriles que doblan la esquina, para aparcar la silla de forma a ocupar aún menos espacio.

salvaescaleras poco spacio

Una silla salvaescaleras Stannah no es igual a todas las demás porque puede garantizarle todo esto y, además:

  1. Un asesoramiento y una asistencia técnica inmejorables: solo una empresa bien establecida como Stannah, con 152 años de historia, le puede dar garantía de asesoramiento y asistencia técnica de calidad, incluso en salvaescaleras elevadores de segunda mano o reacondicionados.

En Stannah, unimos esfuerzos para asegurar que nuestro servicio de salvaescaleras reacondicionados va más allá de lo que nos obligan las regulaciones.

evaluacion de escaleras para instalacion de una silla salvaescaleras

Nos enorgullece saber que somos una empresa con 152 años en la que nuestros clientes pueden confiar. Nos posicionamos en los más altos estándares, reconocidos a nivel internacional. Todo esto solo para proporcionarte las mejores sillas para subir y bajar escaleras – rectas o curvas – del mercado, ya sean nuevas, de segunda mano o reacondicionadas.

¡Pero no creas solamente en nuestra palabra!

Si tienes una silla salvaescaleras Stannah que ya no necesitas, te informamos que esa silla podrá servir a otra persona hasta por una década más. Si, por otro lado, deseas comprar una silla salvaescaleras reacondicionada, no dudes en contactarnos y recibirás un asesoramiento totalmente gratuito y sin compromiso.